2 de marzo de 2021 2/3/21

La Casa Orduña fue el escenario de la presentación de la exposición ‘Trompe l’oeil’ de Jacques Mancini

La Casa Orduña fue el escenario de la presentación de la exposición ‘Trompe l’oeil’ de Jacques Mancini - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Casa Orduña fue el escenario de la presentación de la exposición ‘Trompe l’oeil’ de Jacques Mancini - (foto 2)

    El Museo Municipal Casa Orduña de El Castell de Guadalest acogió el pasado sábado la presentación de la exposición pictórica que con el título ‘Trompe l’oeil’ y bajo la coordinación de Juan Pedro Martínez, recoge una selección de cuadros del artista francés Jacques Mancini que de esta forma materializa su segunda exposición en la Casa Orduña. Trompe l’oeil, presenta una selección de pinturas realizadas con la técnica del trampantojo.

    Donación de un retrato del arzobispo Antonio Folch de Cardona
    Además, Macini ha atendido la petición de Juan Pedro Martínez de realizar y donar al pueblo de El Castell de Guadalest un retrato de uno de sus hijos más insignes, el que fuera Arzobispo de Valencia desde 1699 hasta su muerte en Viena en 1724. Martínez relata que “es una figura histórica muy interesante que pasó parte de su juventud en El Castell de Guadalest. Durante la Guerra de Sucesión española, cuando ya era Arzobispo de Valencia, mantuvo una posición muy ambigua, sin decantarse por el bando de Felipe de Anjou o del Archiduque Carlos de Austria. Sin embargo, la toma de Valencia por parte de las tropas del Archiduque Carlos le obligó a iniciar un destierro que comenzó en Biar (1706) y posteriormente a Madrid”.

    Al retirarse de Madrid el archiduque Carlos en 1710, el arzobispo le siguió a Barcelona y posteriormente a Alemania. En 1711, al morir José I, emperador de Alemania y hermano del archiduque Carlos, éste fue coronado emperador; el arzobispo Folch de Cardona permaneció a su lado y fue nombrado presidente del Supremo Consejo de España en el exilio. Vivió en el destierro hasta morir en 1724. Durante los quince años que no residió el arzobispo en la Diócesis, ésta sufrió serios avatares, ya que además de la crítica situación política y administrativa creada en Valencia por el Decreto de Nueva Planta, las ingerencias del poder secular en el régimen diocesano produjeron confusiones y faltas de entendimiento. En 1720 fue nombrado vicario general Francisco Yanguas de Landia, provisor de Burgos, que rigió la Diócesis hasta la muerte del Prelado. El arzobispo, desde el exilio, dirigió cartas pastorales a sus diocesanos, y solicitó al Papa Clemente XII la reapertura del proceso de beatificación de mosén Miguel Jerónimo Simó, que no llegó a realizarse.

    Este cuadro, que no forma parte de la exposición ahora presentada, permanecerá expuesto de manera permanente en la Casa Orduña.

    La exposición, podrá ser visitada hasta el próximo día 24 de marzo cualquier día de la semana de 10:30 a 17:30 horas.

    Subir