27 de noviembre de 2020 27/11/20

Bienestar Social atendió a 204 menores víctimas de abusos sexuales durante 2008 en Alicante

  • Además estudió a 149 nuevos menores para valorar si habían sido víctimas de abusos sexuales, de ellos 5 eran menores perpetradores

  • Esta cifra supone el 46,4% del total de casos de la Comunitat Valenciana y evidencia un aumento respecto el año anterior en el que se realizaron el 33%

  • De los 149 diagnósticos solicitados, 75 requirieron informes periciales

El Servicio de Atención Psicológica a Menores Víctimas de Abusos  y Menores Agresores dependiente de la Conselleria de Bienestar Social atendió el pasado año 2008 a un total de 204 menores mediante 904 sesiones de tratamiento en la provincia de Alicante. También realizó 149 nuevas valoraciones de las cuales 5 fueron casos de menores perpetradores y 75 requirieron de la realización de informe pericial.

Este servicio gratuito de la Generalitat atiende a los menores y sus familiares y educadores, incluidos menores víctimas y perpetradores, está gestionado por el Instituto de Psicología, Sexología y Medicina “Espill” con sede en las tres provincias. La directora general de Familia, Carolina Martínez, ha manifestado al respecto, que esta iniciativa, “va destinada a la prevención, diagnóstico y tratamiento de los menores de toda la Comunitat que han sido objeto de abusos sexuales, así como a la atención y orientación de toda la familia”.

Compuesto por  ocho  psicólogos que realizan entrevistas, tratamientos y peritaciones psicológicas, y un médico que asesora en cuestiones relacionadas con la clínica médica, el Servicio actúa en los supuestos que tengan por base conductas sexuales sobre menores tales como  abusos y agresiones sexuales y explotación sexual de todo tipo, y tanto si el menor es la víctima como el perpetrador.

Según ha  manifestado Carolina Martínez, “la Comunitat Valenciana ha sido la primera en crear un servicio de atención al abuso infantil, iniciativa que está muy valorada y que  sigue siendo pionera en toda España e incluso en Europa”.

Perfil de los menores atendidos en Alicante
Cabe destacar que de 149 nuevos menores valorados durante el pasado año en Alicante,  en el 33% de los casos se confirmó la sospecha de abuso sexual infantil, en un 35% no se encontraron indicadores, en un 6% no se pudo afirmar ni descartar y  en un 13%  se observó conductas sexuales inadecuadas. Además, un 50,3% de los menores diagnosticados requirieron informe pericial.

Los 149 nuevos menores valorados en la provincia de Alicante suponen el 46,4% del total de casos de la Comunitat Valenciana y evidencia un aumento respecto el año anterior en el que se realizaron el 33%. En cuanto a los 204 menores que recibieron tratamiento, representa el 42,3% del total. Relativo a los 75 informes periciales a menores, constituye el 46,2%.

Asimismo, en los casos estudiados se aprecia un mayor número de niñas, puesto que el  71% son niñas y el 29 % niños, pero en los casos que se ha diagnosticado la existencia de abusos, el 84% de los menores era de sexo femenino. En relación con el sexo del perpetrador, un 97% fueron varones frente al 3% de mujeres.

Por otro lado, ante la  creencia errónea acerca de la relación que mantiene la víctima con el perpetrador del abuso sexual, la mayoría de los supuestos autores son familiares. De esta forma, el 76% pertenecían del entorno del menor (de ellos, un 24% son los padres biológicos) y un 24% eran desconocidos.

Protocolo de actuación
Dado que el objetivo fundamental de este servicio es proteger a los menores, se realiza la exploración psicológica y la valoración del testimonio del menor, con el menor sufrimiento para el mismo y un ambiente adecuado a su desarrollo evolutivo. De esta forma se realiza un análisis del testimonio, del tipo de abuso y sus repercusiones, además de prestar tratamiento y llevar un seguimiento de los casos y orientar a la familia y/o los educadores.

En los casos en los que media denuncia, se actúa como peritos y se ofrece colaboración para acompañar al menor en las exploraciones. Y se les brinda ayuda psicológica  en los casos en los que los menores se ven afectados por su participación en el proceso judicial. Todos los casos que se atienden en el servicio son derivados por las direcciones territoriales de Bienestar Social de la Comunitat Valencia.

Para Carolina Martínez, la importancia de un servicio de estas características radica “no sólo en la protección que se presta al menor, sino en la reducción de las secuelas que el impacto de un mal trato y abuso puede tener”.

En este sentido, la prestación de los servicios se orienta fundamentalmente, “hacia la integralidad, de manera que aglutine la acción conjunta de diferentes sectores de la administración y de la sociedad civil”, ha indicado.

La directora general de Familia también ha  señalado que desde 1999 se han atendido a más de 3.000 menores, cifra que a su juicio “confirma que el Servicio está firmemente implantado en toda la Comunitat Valenciana, y que responde al objetivo de dar respuesta a este fenómeno social preocupante”. No obstante  ha puntualizado, “somos conscientes que  intervenimos en la punta del iceberg”, por lo que a su juicio, es necesario “seguir trabajando para sensibilizar a la población y especialmente a los profesionales de lo importante que es la detección temprana de los abusos sexuales a menores”.

Subir