5 de diciembre de 2020 5/12/20

La AVEN impartirá durante esta semana cursos de conducción eficiente en la Universidad de Alicante

    La conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN) va a impartir cursos de conducción eficiente para turismos en la Universidad de Alicante a partir del lunes, 4 de octubre y hasta el próximo día 8 de octubre.

    Se trata de unos cursos teórico-prácticos dirigidos a estudiantes y personal del campus en los cuales se da a conocer a los conductores una serie de técnicas que, unidas a una adecuada actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción que logra importantes ahorros de carburante y reducción de emisiones al medio ambiente, así como una mejora en la seguridad.

    Cada día se harán dos grupos, con lo que gracias a este curso se formará un total de 60 personas. Según ha explicado el director general de Energía, Antonio Cejalvo, “la aplicación de estas técnicas supone un ahorro de entre el 15 y el 20% en el consumo de combustible del vehículo, con el consiguiente ahorro económico por km recorrido”.

    Así, la conducción siguiendo estas pautas supone para una persona que recorra 20.000 kilómetros en un año una reducción del gasto económico en más de 260 euros.

    Además, ha manifestado que “una conducción eficiente conlleva una importante reducción de los gases contaminantes. De hecho, se puede llegar a evitar cerca de 80% de las emisiones de monóxido de carbono, el 63% de hidrocarburos y el 50% de óxido de nitrógeno”.

    Los cursos serán teórico-práctico de entre 5 y 6 horas de duración aproximada y se estructurará de la siguiente forma:

    1. Presentación del curso 
    2. Práctica de conducción habitual, donde cada alumno realizará el recorrido propuesto, midiéndose la velocidad y el consumo por alumno.
    3. Clase teórica donde se expondrán los conceptos de la conducción eficiente 
    4. Práctica de demostración, donde el profesor realizará el mismo recorrido mostrando la aplicación práctica de las técnicas aprendidas en la clase teórica 
    5. Práctica de aplicación de las técnicas de conducción eficiente Cada alumno realizará la conducción por el mismo recorrido inicial, pero poniendo en práctica los conocimientos adquiridos. Asimismo, se medirán los parámetros de velocidad y consumos de combustible por alumno.
    6. Puesta en común y discusión de los resultados obtenidos realizando una comparación de los parámetros medidos en las dos rondas de conducción.

    Entre las principales técnicas que nos permiten ahorrar combustible durante la conducción destaca:

    • En el arranque y puesta en marcha, es conveniente arrancar el motor sin pisar el acelerador. En los motores a gasolina, iniciar la marcha inmediatamente después del arranque. En los motores diésel, esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.
    • Utilizar la primera marcha, sólo al inicio y cambiar a segunda a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.
    • También se consiguen ahorros de combustible muy notables circulando al máximo en las marchas más largas y a bajas revoluciones. De hecho, en cuidad, siempre que sea posible, utilizar la cuarta o la quinta marcha, respetando siempre los límites de velocidad.
    • Realizar los cambios de marcha a bajas revoluciones, esto es, en los motores gasolina entre 2.000 rpm y 2.500 rpm y en los motores diésel entre 1.500 rpm y 2.000 rpm. 
    • Utilizar la segunda marcha a los 2 segundos o 6 metros; la tercera marcha a partir de los 30 km por hora, la cuarta marcha, a los 40 km por hora y la quinta marcha por encima de los 50 km por hora.
    • Asimismo, se ha de mantener la velocidad los más uniforme posible, evitando frenazos y brusquedades, asi como cambios de marcha inncesarios.
    • A la hora de decelerar y frenar; levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha metida en ese instante. Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente la marcha.
    • Limitar al máximo la utilización del punto muerto, ya que conducir en punto muerto consume más que conducir con una marcha puesta y no pisar el acelerador
    Subir