4 de marzo de 2021 4/3/21

Los agricultores pierden el 80% de la moscatel y exigen declarar el municipio zona catastrófica por la sequía

    ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores denuncia que los daños que está ocasionando la sequía en la uva de vinificación y, en concreto, en la variedad moscatel, están siendo especialmente graves en Teulada, Benissa y municipios limítrofes de la Marina Alta. De hecho, la organización de los agricultores y ganaderos de la provincia de Alicante, ya ha pedido una reunión con los responsables del Consell para que conozcan la situación tan grave que están sufriendo.

    En concreto, los empresarios agrícolas de Teulada ya han perdido más del 80% de sus cosechas y las mermas también son muy elevadas en Benissa y municipios limítrofes, por lo que la situación, tras correr con todos los gastos para poder sacar sus cosechas adelante y no obtener ningún ingreso a cambio, está siendo muy gravosa para los afectados, muchas familias autóctonas de estas localidades. El endeudamiento que sufren quienes se dedican a este cultivo se está incrementando y existe la triste amenaza de que abandonen sus plantaciones y se pierda gran parte de este cultivo emblemático de la provincia.

    “Los productores necesitan ayuda urgente tras el tercer año consecutivo de pertinaz sequía. Gran parte de la uva moscatel producida en secano corre el riesgo de desaparecer si no se adoptan medidas urgentes. De extinguirse, no sólo se pierden elevadas cantidades de dinero en campo, si no que el sector del vino y la gastronomía también se verían seriamente perjudicados. Cabe recordar que esta variedad es la única con triple uso autorizado (mesa, vino y pasas) y es una de nuestras uvas más cotizadas e importantes que se utiliza en los caldos blancos y espumosos de la provincia, que forman parte de la Denominación de Origen Protegida Vinos de Alicante”, explica el presidente de ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte.

    El problema se agrava porque los productores afectados también han corrido con los gastos del seguro agrario y en la línea de uva de mesa, la sequía no es un riesgo cubierto y por tanto no es un daño indemnizable para este uso. Por ello, ASAJA Alicante pide a Agroseguro que no mire hacia otro lado y también apoye a estos productores tan importantes para la agricultura de nuestra provincia.

    Ante la grave situación, ASAJA Alicante exige que declaren Teulada, Benissa y otros municipios de la Marina Alta limítrofes, zona catastrófica y que, entre otras medidas, aprueben:

    -Exención de Impuestos de Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica Correspondientes al ejercicio 2015
    -Exenciones fiscales, reducción de índices de módulos de IRPF para el ejercicio 2015, para los cultivos de secano ubicados en el término de Teulada
    -Bonificación del 50% de las cuotas de la Seguridad Social (autónomo y cuenta ajena) correspondiente al ejercicio 2015 y una moratoria de un año sin intereses en el pago de las cuotas a la seguridad social para el ejercicio 2016
    -Ayudas en forma de bonificación de tipos de interés (0%) para los agricultores afectados que suscriban préstamos
    -Ayudas directas a los agricultores afectados, en función de la superficie cultivada en la campaña 2015

    En Teulada, se cultivan actualmente 705 hectáreas, de las que 622 has están destinadas al viñedo. En Benissa, hay 597 has y en total, en la comarca de la Marina Alta, se contabilizan 2.272 has. En los últimos años se está perdiendo mucha superficie por la escasa rentabilidad económica del secano. Por ello, ante la gravedad de la sequía de este año y las pérdidas tan importantes para los agricultores, urge actuar con la mayor inmediatez posible.

    Subir