18 de octubre de 2019 18/10/19
Por Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

Compromís y PSOE ¿han normalizado o subnormalizado la lengua valenciana?

    Probablemente, si tal como yo estimo, a finales de mes Compromís sufre un serio varapalo en las elecciones municipales, se van a preguntar las razones de su retroceso electoral y, por si les sirve de algo, yo les voy a ayudar a detectar las razones del mismo: Fundamentalmente, por su Política lingüística y de educación.

    Lo único que han hecho es simplemente aplicar a rajatabla lo que predicaban desde la oposición, tanto ellos como el PSPV. Pero lo van a pagar solo ellos, porque el responsable de estas áreas en el Consell ha sido Vicent Marzà y la ha llevado a extremos inconcebibles y considerados ilegales por los órganos judiciales correspondientes. Aunque él, les ha hecho caso omiso y eludido sus responsabilidades… hasta el final de su legislatura.

    Pero para no alargarme excesivamente, voy a centrarme en argumentos históricos y lingüísticos, para echar por tierra todo lo que han hecho tanto ellos como el PSPV. Todo ello con la colaboración incomprensible de un PP que permitió la construcción de una Academia Valenciana de la Lengua '¿catalana?', cuando debió de llamarse y ser realmente una Academia de la Lengua Valenciana.

    En matemáticas el orden de los factores no altera el producto. Pero en lengua si lo hace, como podemos certificarlo todos los valencianos que hemos hablado toda la vida nuestra lengua vernácula, y ahora resulta que lo que nos ofrecen para leer en los textos de nuestros nietos, poco o nada tiene que ver con lo que hablamos con ellos en nuestro entorno familiar. Nuestros nietos, ahora nos corrigen cuando hablamos en valenciano, porque nuestro valenciano… no es el que aprenden en el colegio.

    En primer lugar, les recuerdo a quiénes les están adoctrinando que, como he repetido mil veces, el primer testimonio escrito del catalán y de Cataluña como entidad socio política data de 1368. En el Reino de Valencia ya se llevaba hablando nuestro valenciano más de un siglo desde la llegada de Jaime I y mucho antes también nuestros antepasados se comunicaban entre ellos en nuestro “romance valenciano”.

    Con Jaime I no llegó al Reino de Valencia el Espíritu Santo para depositar una lengua de fuego sobre la cabeza de cada valenciano, que le permitiera entenderse con los aragoneses y gente de sus condados orientales, en sus lenguas de origen. Aunque sólo sea por esa razón tan evidente, los catalanes y “catalinos de Compromis y PSOE” deberían de haber sido más respetuosos con el valenciano.

    Pero ahora les voy a añadir otras razones irrebatibles para demostrarles que ese empeño de “subnormalizar nuestro idioma” para convertirlo en un “dialecto del catalán” cuando eso es inconcebible. Por ejemplo retirar del vocabulario valenciano (e incluso del catalán) la letra CH.

    Durante más de medio siglo de mi vida, ciudades valencianas como Chirivella, Chiva, Cheste, Chert, Chulilla, Alcala de Chisvert, Chova,  Elche y Vich (en Cataluña) y otras muchas que no vienen al caso, se rotulaban con la CH y con la colonización catalanista, tienen que recurrir a auténticos juegos malabares consonánticos, para que suenen igual… sin escribirse correctamente. No les duelen prendas a la hora de hacer el ridículo.

    Y lo mismo se puede decir de apellidos muy frecuentes de raíces puramente valencianas, como Blanch (se tiraría de los pelos el mismo Tirant ahora por robarle la H final) Puchol, Puchalt, Broch, Estruch, Chiva, Chueca, Chermá y tantos otros que tienen que recurrir a verdaderos jeroglíficos, para no ser mal utilizados o deteriorados gráficamente por decisión de unos políticos sujetos al capricho de los catalanes, que son quienes les subvencionan y pagan sus estrafalarias decisiones educativas.

    Pero el colmo de la inmoralidad se observa cuando, con toda la desfachatez del mundo, leo cada vez que pido botellines de Agua Mineral con Gas unas etiquetas rotuladas así: Vichy Catalán. Evidentemente, para ellos “la peseta es la peseta” y con las cosas de comer o beber los catalanes… No se juega.

    No lo puedo asegurar, porque ni siquiera me he parado a comprobarlo, pero mucho me temo que tampoco hayan cambiado la rotulación de la marca de cava Castellblanch. Siempre se escribió con CH final, aunque ahora quizás para cobrar subvenciones del Gobierno Catalán les hayan obligado a quitar la H.

    En fin queridos amigos y lectores valencianos, incluso votantes habituales despistados de Compromís y PSOE: Quizás no os sirvan a todos, pero seguramente a algunos les pueden servir y con eso me conformo.

    Seguiré hablando en valenciano toda mi vida por mal que les pese a los “catalinos”, pero escribiré en castellano o en cualquier otro idioma no “subnormalizado”, pero Me niego a aprender catalán, para no maltratar a mi valenciano. 

    Hasta la semana que viene.

    ocultar
    Compromís y PSOE ¿han normalizado o subnormalizado la lengua valenciana?
    Subir