28 de febrero de 2021 28/2/21

Mercaditos de Reyes, otra tradición

Mercaditos de Reyes, otra tradición - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Mercaditos de Reyes, otra tradición - (foto 2)
    Mercaditos de Reyes, otra tradición - (foto 3)

    Ultimar las consultas a los pajes en vísperas de la llegada de los Reyes Magos. Una costumbre que se repite año tras año a pesar de que lo intentemos evitar. Y sobre esa costumbre precisamente se construye una de las tradiciones más arraigadas en muchos puntos de la Comunitat Valenciana: los mercadillos de Reyes Magos.

    Cada año, unos días antes de la llegada de Sus Majestades, son varios los mercadillos que se montan para salvar a los pajes más despistados o inspirar a otros que no tienen todavía el regalo elegido: bufandas, botas, abrigos, juguetes, dulces, accesorios, electrónica.... son muchos los productos que se pueden encontrar en los Mercadillos de Reyes Magos como en el que nos hemos paseado esta mañana en el barrio del Cabanyal en Valencia.

    El Mercadillo de este barrio marinero es casi tan tradicional como la propia llegada de Sus Majestades. Son muchas las familias que cada cinco de Enero por la tarde bajan a pasearse por los puestecillos y hacen la tradicional cena de vísperas. Quizás un segundo paseo después, unas últimas compras o incluso un chocolate con churros en los Olivares, tradiciones que se respetan y que pasan de generación en generación.

    Este mercadillo tiene más de 250 puestos y se instala en la Avenida del Mediterráneo, la calle Escalante, Justo Villar o María Sierra (los alrededores del Mercado del Cabanyal). Desde el 3 de enero está abierto y permanecerá cerrado hasta 5 por la noche.

    Otro de los clásicos es el mercadillo de Reyes de la plaza de la Reina, instalado hasta el 7 de enero. Además, el 5 de enero tiene horario especial y se puede visitar hasta la medianoche. En la Ciudad de las Artes y las Ciencias también hay un pequeño mercadillo con foodtrucks, photocall navideño y así hasta 35 paradas que se pueden visitar en el paseo de Arbotante del Umbracle.

    No podía faltar tampoco el mercadillo que se instala en los alrededores del Mercado Central, a la altura de la avenida Barón de Cárcer. Gastronomía, artesanía, decoración... artículos para salvar las fiestas hasta el último momento. De hecho, sus ochenta puestos estarán abiertos hasta el propio 6 de enero a las cinco de la mañana. ¡No hay excusa!

    Subir