3 de marzo de 2021 3/3/21

El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido?

El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 1)
  • Van a reabrir muy pocos pubs o discotecas en la ciudad a modo de cafetería, aunque va a ser bajo mínimos y con una estricta seguridad de aforo y medidas anti COVID-19

MÁS FOTOS
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 2)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 3)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 4)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 5)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 6)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 7)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 8)
El ocio nocturno de Gandia: tocado y ¿hundido? - (foto 9)

El ocio nocturno de Gandia ya ha manifestado en reiteradas ocasiones que se encuentran ahogados y en una situación de desamparo absoluta.

Sin apoyo del Ayuntamiento de la capital de la Safor y sin el plan de rescate que llevan exigiendo a la administración desde hace nueve meses, el sector se ve avocado al hundimiento si la situación no mejora.

El último decreto aprobado indica que pueden reabrir sus pubs y discotecas funcionando como una cafetería, en horario diurno y con un sinfín de restricciones que para nada tienen que ver con la normalidad que se encontraba uno al entrar a este tipo de locales antes de la pandemia.

Para poder reabrir en estas condiciones diferentes, los empresarios del ocio nocturno de Gandia tienen que hacer una inversión para readaptar sus establecimientos; de lo contrario no cumplirían con la nueva normativa.

Es justo este el punto en el que muchos se han quedado, ya que emplean la lógica y el argumento de no haber podido trabajar en los últimos nueve meses, con lo cual los ingresos han sido nulos, las pérdidas económicas continúan y las inversiones son inviables en estas circunstancias.

Por este motivo muchos de los establecimientos de ocio nocturno en Gandia no van a reabrir sus puertas. Por este factor y porque el 30% de aforo en el interior y el 50% en la terraza no llega a la rentabilidad mínima que, al menos, cubra los gastos o los sueldos de los trabajadores.

Ante esto se han encontrado, por lo que va a ser un número ínfimo de pubs o discotecas que ahora se conviertan en “cafeterías” para poder volver a levantar la persiana.

La gran mayoría va a optar por seguir cerrados, como es el caso de los muchos locales de la playa de Gandia, teniendo en cuenta que en esta época del año la gran parte de la gente prefiere quedarse en la ciudad y no desplazarse hasta la playa. Esto es un inconveniente más para todos ellos, algo que les ha hecho permanecer cerrados hasta que la situación epidemiológica o los incentivos de las administraciones públicas vuelvan a colocar al sector en primera línea de batalla.

Nunca antes había sido tan notable la diferencia entre los pubs y discotecas de la playa de Gandia con los de la ciudad, por un tema de ubicación, ya que en estos momentos es algo clave por la mayor afluencia de público en una zona y la prácticamente nula presencia de la gente en la zona de la playa por el frío y el ambiente navideño.

Lo nunca visto, manera de sobrevivir

Elperiodic.com ha encontrado uno de los pocos pubs que va a volver a abrir en estas condiciones. Se trata de Casavella, un local ubicado en pleno centro de la Plaza del Prado, lugar más concurrido durante el fin de semana para las reuniones sociales.

El dueño del local detalla en exclusiva a este digital que “las nuevas normas son tremendamente estrictas, por lo que para reabrir voy a tener a una persona de seguridad que controle el aforo cada vez que alguien entre o salga, además será la encargada de tomar la temperatura a todas las personas que accedan, obligándoles también a que se laven las manos con el gel hidroalcohólico y a que no se quiten la mascarilla hasta que no estén sentados en la mesa consumiendo”.

Lo nunca visto llega cuando los empresarios del ocio nocturno se ven en la obligación de cambiar la pista de baile por una zona en la que incorporar mesas, porque todos los clientes deberán permanecer sentados y sin poder bailar por mucha nostalgia que les ocasione estar en un pub pero comportarse como si se tratara de una cafetería.

En este caso concreto de reapertura, uno de los muy pocos en Gandia, el dueño del local afirma que “en estas condiciones no sacamos beneficios, ni siquiera sé si llegaremos a cubrir los gastos de la reapertura en estas condiciones, pero desde luego que esto es un balón de oxígeno importante para por lo menos empezar a recibir a clientes y volver a trabajar después de 9 meses parados absolutamente sin poder hacerlo”.

Los locales mejor ubicados dentro de Gandia, como en este caso, son los afortunados que se lanzan a la reapertura aún con las restricciones, aunque el empresario detalla que “para volver a levantar la persiana necesito que la gente reserve sus mesas y sus botellas, algo que nunca antes había hecho aquí, pero que ahora es necesario para tener una mínima previsión y saber si vale la pena o no abrir la puerta, ya que aunque no sean unos beneficios notables entra un mínimo de ingresos que nos sirve de ayuda”.

Sin DJ y sentados

“Hay que cumplir con el 30% del aforo en el interior y con el 50% en la terraza, además de que toda la gente esté sentada en mesas de máximo 6 y separadas con la distancia de seguridad requerida en el decreto, algo que conseguiremos controlando muy estrictamente el aforo, la inexistencia de pista de baile, por lo que no tendré ni DJ, y siendo conscientes de que seguimos inmersos en la pandemia del Coronavirus, aunque era necesario poder reabrir y rescatar al sector del ocio nocturno con este balón de oxígenos porque somos los únicos que hace 9 meses que permanecemos totalmente cerrados”, explica el dueño del local del centro e Gandia.

“No quiero reabrir y tener que cerrar a los 15 días”

Otro punto de vista al de las escasas reaperturas en la capital de la Safor es el de otros dueños que afirman a este digital que “no voy a reabrir mis locales ahora y tener que volverlos a cerrar en menos de 15 días porque la situación empeore o porque a las autoridades vuelvan a considerar cerrarnos nuestros negocios, prefiero esperarme algún tiempo más porque en estas condiciones de aforo todo van a ser pérdidas”.

Hartos por el nulo apoyo del consistorio

Una y otra vez el sector del ocio nocturno alza la voz para protestar sobre el “abandono” que sufren por parte del Ayuntamiento de Gandia, con quienes se han reunido para exigir un plan de rescate urgente y hasta el momento no les han presentado solución alguna.

El nivel de hartazgo de estos empresarios es notable, llegando a pedir una reunión que todavía no se ha producido con la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant.

Subir