27 de noviembre de 2020 27/11/20

Dos Guardias Civiles de baja médica tras los disturbios ocasionados después del partido entre el Pego CF y el CF Gandia

Dos Guardias Civiles de baja médica tras los disturbios ocasionados después del partido entre el Pego CF y el CF Gandia - (foto 1)
  • Los antidisturbios tuvieron que actuar entre los aficionados gandienses de “Gandiblues” y los jóvenes antifascistas del municipio de Pego impidiendo que aumentara la gravedad de los altercados

MÁS FOTOS
Dos Guardias Civiles de baja médica tras los disturbios ocasionados después del partido entre el Pego CF y el CF Gandia - (foto 2)
Dos Guardias Civiles de baja médica tras los disturbios ocasionados después del partido entre el Pego CF y el CF Gandia - (foto 3)

El primer partido de liga, que enfrentaba al Pego CF con el CF Gandia, destacó por los altercados surgidos entre los seguidores gandienses de “Gandiblues” y más de 100 jóvenes antifascistas de la localidad de Pego y municipios vecinos.

Tanto es así que varios Guardias Civiles resultaron heridos y dos de ellos se encuentran en estos momentos de baja médica tras recibir “los golpes, lanzamiento de piedras, palos y todo tipo de objetos” en el momento de los disturbios, tal y como afirma en un comunicado oficial la propia Asociación Unificada de Guardias Civiles en la Provincia de Alicante.

El comunicado, literalmente, afirma que “una vez llegados al lugar una unidad básica de intervención compuesta por varios vehículos y unos doce agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana tuvieron que sacar del interior del campo de fútbol al grupo de seguidores del CF Gandia y siendo escoltados hasta sus vehículos donde finalmente los sacaron de la localidad, todo ello recibiendo toda clase de insultos, golpes, lanzamiento de piedras, palos y todo tipo de objetos, resultando varios agentes heridos y dos de ellos de baja médica a causa de las lesiones sufridas, no habiéndose practicado detenciones hasta el momento”.

Tal y como admite la Asociación que representa a los agentes, los aficionados gandienses tuvieron que salir del campo de fútbol de Pego escoltados por los antidisturbios de la Guardia Civil, ya que a las puertas del recinto deportivo les esperaban un gran número de jóvenes antifascistas del municipio y de localidades vecinas que se sintieron directamente “provocados” a lo largo del día por “cánticos y simbología nazi” de los visitantes.

Tal y como ha destacado públicamente el alcalde de Pego, Enrique Moll, los aficionados del CF Gandia, pertenecientes a los “Gandiblues”, llegaron a la localidad a media mañana a pesar de que el partido se disputaba a las 17:00 horas de la tarde. Indican que la intención no era otra que la de “provocar mediante cánticos y simbología nazi”.

Los agentes de la Guardia Civil, alertados por las autoridades locales, dejaron acceder al campo de fútbol a los aficionados visitantes una vez identificados y habiendo confirmado que no portaban ninguna simbología de ese estilo. Una vez dentro, esta veintena de aficionados se limitó a animar a su equipo y no mostró en ningún momento una actitud violenta, según relatan a elperiodic.com fuentes directas a lo ocurrido.

A pesar de esto, el problema llegó al acabar el partido, ya que más de 100 jóvenes antifascistas de Pego se reunieron a las puertas del estadio mostrando su repulsa ante la actitud “provocativa y fascista” durante todo el día de los “ultras” llegados desde Gandia. Los antidisturbios escoltaron a los gandienses para evitar males mayores.

El Ayuntamiento de Pego y el club de fútbol de la localidad emitieron un comunicado censurando todo tipo de actitudes violentas y destacan que no se posicionaron por ninguna de las dos partes, simplemente con la intención de evitar un problema más grave por el bien de todos los presentes.

A este motivo se sumó el CF Gandia, quien oficialmente a través de sus redes sociales también condenó las actuaciones violentas ocasionadas fuera del fútbol y lamentó lo sucedido, además de agradecer la labor de las fuerzas de seguridad.

Subir