27 de noviembre de 2020 27/11/20

Profesionales de los Departamentos de Torrevieja y Vinalopó recomiendan el uso prudente de los antibióticos

Profesionales de los Departamentos de Torrevieja y Vinalopó recomiendan el uso prudente de los antibióticos - (foto 1)

    Los Departamentos de salud Torrevieja y Vinalopó, se unen a la conmemoración del Día Europeo para el Uso Prudente del Medicamento, que se celebra cada 18 de noviembre, con el objetivo de concienciar a la población acerca del uso racional de los antibióticos. Se trata de una fecha en respuesta a una situación alarmante que se vive a nivel mundial. Según los profesionales, es importante aumentar la conciencia del uso racional de estos medicamentos porque cada vez hay más microorganismos en los que no hacen efecto y porque se comercializan una cantidad menor de antibióticos nuevos.

    Emilia Montagud, farmacéutica de Área de los Departamentos de Salud de Torrevieja y Vinalopó es la encargada de promover recomendaciones y recordatorios útiles a los ciudadanos para mejorar el uso que hacemos de los antibióticos, en esta época en la que suelen aparecer los resfriados habituales durante el invierno.

    Los antibióticos son medicamentos que pueden destruir las bacterias o impedir su crecimiento, es decir, provocar su muerte. Se utilizan para combatir las infecciones bacterianas, pero cabe recordar que no son útiles para combatir las infecciones causadas por virus. El resfriado común y la gripe son infecciones caudadas por virus, por tanto los antibióticos no son eficaces en estas enfermedades.

    Los profesionales de la salud insisten en tener en cuenta dos aspectos básicos que influyen en nuestra medicación. Estos son los conceptos de “uso adecuado” y “resistencia”. El primero de ellos tiene que ver con nuestra visita a la consulta ante una enfermedad. El médico diagnosticará si la infección es causada por virus o por bacterias y de serlo por bacterias seleccionará el antibiótico adecuado para tratar cada bacteria determinada. Además, es importante la indicación de la dosis que debemos tomar diariamente y la duración del tratamiento.

    Debemos ser conscientes de que al usar de manera incorrecta los antibióticos, al acortar la duración del tratamiento, al reducir la dosis o al alterar la frecuencia de la toma, no se alcanza en nuestro cuerpo la cantidad suficiente de medicamento y las bacterias sobrevivirán, haciéndose resistentes, inactivando el efecto del medicamento.

    El hecho de que una bacteria desarrolle su resistencia no sólo representa un riesgo para la salud de la persona que ha tomado los antibióticos de forma inadecuada, sino también para la de cualquiera que pueda ser infectada más adelante por la bacteria resistente.

    En general, se considera la resistencia a los antibióticos como un problema social de salud pública, ya que la población no es consciente del alcance de esta problemática a la que se suma, además, que durante los últimos años se ha comercializado un número muy reducido de antibióticos nuevos.

    Estos mensajes van dirigidos también a los profesionales sanitarios que deben hacer un esfuerzo por evitar la prescripción innecesaria de antibióticos, con el fin de conseguir que estos sigan siendo eficaces.

    En este sentido, Emilia Montagud recomienda “seguir siempre las recomendaciones de su médico sobre cómo usar los antibióticos de forma responsable y, de este modo, puedan continuar siendo eficaces en el futuro”.

    Subir