2 de marzo de 2021 2/3/21

La UMH dedica un seminario a los estudios del crecimiento de plantas en la estación espacial internacional

    La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha organizado el seminario “La respuesta temprana de las células vegetales al ambiente espacial: la microgravedad suprime la competencia meristemática”. El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de Madrid Francisco Javier Medina Díaz será el encargado de impartir esta conferencia mañana viernes, 15 de abril, a las 12:00 horas, en el Salón de Actos del Instituto de Bioingeniería del campus de Elche.

    La catedrática de Genética de la UMH, María Rosa Ponce, ha organizado una actividad, que se enmarca dentro de la asignatura de Seminarios del Máster en Biotecnología y Bioingeniería, así como, del Programa de doctorado de Bioingeniería.

    El doctor Medina es actualmente investigador principal en proyectos de la NASA y la ESA, en colaboración con laboratorios europeos y americanos, que llevan a cabo series de experimentos en la Estación Espacial Internacional. En 2006, organizó en España un Congreso Internacional sobre la Estación Espacial Internacional que reunió a científicos, astronautas y directivos europeos, americanos, rusos y japoneses. Ha publicado más de 100 trabajos de investigación en revistas y libros de difusión internacional. Fundó en 1984 la Sociedad Española de Biología Celular, de la que es Socio de Honor y organizó en 1992 el Congreso Internacional de Biología Celular, en Madrid. Ha sido directivo de la Organización Europea de Biología Celular y de la Asociación Europea de Investigación en Microgravedad.

    Su interés científico se ha centrado en la localización in situ de componentes moleculares y procesos funcionales en el núcleo celular, así como en la caracterización de proteínas nucleolares relacionadas con la proliferación y el ciclo celular. En 1995 inició investigaciones en Biología Espacial junto al profesor Roberto Marco, pionero en Europa en este campo. En sus primeros proyectos estudió la preservación de materiales biológicos en el espacio; coordinó un Topical Team de la Agencia Espacial Europea (ESA). En proyectos posteriores ha estudiado la proliferación y el crecimiento celular y su relación con el desarrollo de plantas en entornos de microgravedad. Uno de estos proyectos se realizó en 2003 en la Estación Espacial Internacional, en la Misión Cervantes, con el astronauta español de la ESA Pedro Duque.

    Mediante diferentes abordajes experimentales, incluidos los de la biología molecular y a través del uso de la especie modelo Arabidopsis thaliana, se ha demostrado que la microgravedad altera la coordinación entre la proliferación y el crecimiento celular, que son aspectos clave de la competencia de los meristemos, los órganos que contienen las células madre vegetales. En entornos de microgravedad, tanto real como simulada, se ha comprobado que se altera la regulación del ciclo celular y la biogénesis de los ribosomas, las maquinarias con las que las células construyen proteínas. Sus estudios más recientes de plantas cultivadas en microgravedad sugieren que una hormona vegetal, la auxina, es la mediadora entre la señal gravitatoria y los efectos observados en la actividad de los meristemos. La existencia de estos efectos en sistemas celulares que carecen de sensores conocidos de la gravedad implicaría la existencia de mecanismos alternativos de percepción, que están siendo investigados.

    Subir