28 de febrero de 2020 28/2/20

Caballero dice ser feliz por la renovación y quiere olvidar el contencioso con el club

    Wilfredo Caballero, portero del Elche, ha asegurado hoy, en rueda de prensa, que, tras ampliar su relación contractual, por cinco temporadas, con la entidad que preside José Sepulcre, se sentía "feliz" y deseoso de olvidar el conflicto que ha mantenido con el club.

    "La verdad es que ahora mismo estoy muy feliz, porque todo ha terminado bien y era lo que yo quería. Ahora lo que tengo que hacer es olvidarme de todo lo que ha pasado y pensar solo en entrenar cada día y en los partidos, en los que me voy a dejar la vida por el Elche", ha manifestado Caballero.

    El portero argentino ha asegurado que, pese a que se tuvo que acudir a los tribunales para conocer la fecha de finalización de su actual contrato, "lo que yo quería era quedarme aquí y tenía muchas ganas de que esto acabase. Hablar más de temas legales que de fútbol era molesto y no me gustaba".

    "Aunque parezca lo contrario, me gustó la oferta que me hizo el Elche en un primer momento y quería que todo acabase para estar más tranquilo. Todos los días salía mi nombre en la prensa y siempre era por temas judiciales y legales, pero me aislé y me centré en el trabajo, aunque reconozco que hubo días malos, mis compañeros y los técnicos me ayudaron a salir adelante", ha añadido.

    Con respecto a la finalización de su contrato -el 30 de junio de 2009 como sostenía el portero argentino o en 2011 como aseguraba el Elche-, Willy Caballero no ha querido pronunciarse y se ha limitado a señalar que "eso son cosas que llevaban tanto mi representante como mis abogados, por lo que son ellos los que tienen que aclararlo con el club. Cada uno apostó por lo que creía que era cierto".

    "Más que alegrarme por el hecho de que se haya arreglado todo, que me alegro, lo que me gustaría es ascender con el Elche y conmigo defendiendo la portería. Me he sentido, y me siento, querido por la afición y por eso quería quedarme en esta institución", ha concluido.

    Por su parte, Diego Fuentes, vicepresidente primero del Elche y responsable de la parcela deportiva de la entidad ilicitana, ha asegurado que, pese a que la cláusula de rescisión de contrato se ha fijado en 30 millones de euros, "es la misma que se acordó en un principio".

    No obstante ha matizado que "si un club viene a por el jugador y la oferta es interesante para ambas partes, se puede estudiar y negociar".

    Sobre si Caballero cumplirá los cinco años de contrato, Fuentes ha dicho que "hacer cábalas de lo que puede pasar no conduce a nada. Lo que más me gustaría es que subiera con nosotros a Primera División, porque ese es el sueño de todos; a partir de ahí, todo lo que sea bueno para él y para el Elche es un éxito de todos".

    Subir