Domingo 19 de Agosto de 2018

Cuatro hermandades inician los traslados de las imágenes de la Semana Santa Marinera

Versión Clásica
Edición Catarroja
Sociedad -  catarroja
21/04/2014 | Paco Varea  /  Fotógrafo : V.S. 
La Columna llevó su paso a casa de una devota enferma
 

Cuatro hermandades inician los traslados de las imágenes de la Semana Santa Marinera

imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
• La imagen del Medinaceli se restaurará en los talleres de Orche en Guadalajara
• La banda del Canyamelar realizará un concierto en honor a Empar Barrón

Cuatro hermandades han protagonizado los primeros traslados de Pascua de la Semana Santa Marinera de Valencia en el Lunes de Pascua sin que la fina lluvia que cayó obligara a suspender ninguno.

Si en la mañana fue la Hermandad del Perdón en la tarde lo hicieron la Real Cofradía de Jesús en la Columna; la Cofradía de Jesús de Medinaceli y la Cofradía de Granaderos de la Virgen de los Dolores del Grao, las dos primeras del Cabanyal y las últimas del Grao. Traslados de imágenes en cortejos donde los cofrades han dejado de lado sus trajes de vestas y se han puesto las sudaderas de sus colectivos.

Los vestas del Perdón trasladaron a su crucificado desde donde ha estado toda la semana de Pasión hasta la iglesia de los Ángeles y de ahí al barrio Beteró donde permanecerá todo el año.

La Columna se trasladó a los sones de la banda de San Luis Bertrán

Ya a la tarde le tomó el relevo la Real Cofradía de Jesús en la Columna a las 18 horas con sus vestas enfundados en sudaderas rojas. Salieron de la calle Nicolau de Monsoriu sacando a la imagen del bajo donde ha estado casi tumbada para colocarla en su trono anda.

Fueron las mujeres quienes la llevaron a hombros en su primer tramo hasta la casa de una devota que la ha tenido muchos años y adonde la cofradía la lleva. Ella padece una enfermedad de las calificadas como raras pero no por ello deja de expresar su devoción a su imagen. Con lágrimas en los ojos despedía a su Jesús en la Columna mientras la Banda de Cornetas y Tambores de San Luis Bertrán, que realizó el acompañamiento musical, interpretaba Soberbia bajo la dirección de Luis Madueño y los penachos rojos al viento mientras durante todo el trayecto se escucharon las marchas propias de la formación del CD Ser San Luis.

En el Grao la banda del Canyamelar acompañó al Medinaceli

Los cofrades del Medinaceli del Grao fueron los siguientes en tomar la calle. Con sus sudaderas también rojas pero con la cruz trinitaria distinguiéndoles emprendieron el camino bajo el acompañamiento de la Banda de Cornetas y Tambores del Canyamelar y abriendo cortejo la marcha de procesión de la Cofradía de Jesús de Medinaceli que le compuso Rubén Vela hace apenas dos meses.

Cuatro cofrades empujaron el trono anda del facsímil del Medinaceli que en estos días ha estado en el casal de la falla J. J. Domine. En el cortejo su presidente, Juan Manuel Sánchez, y el hermano mayor, Julián Gimeno, con la presencia del miembro de la junta de gobierno de la junta mayor, Sergio Bordes, y la secretaria general de la Hermandad del Santo Encuentro, Maribel Gargallo.

El presidente de la cofradía adelantó que la imagen original se llevará en pocos días a una localidad de Guadalajara para arreglarle diversas partes por tener una serie de desperfectos y también se hará una tercera imagen como consecuencia de las sucesivas peticiones para tenerla expuesta. El responsable de la banda adelantó que realizarán un concierto homenaje a Empar Barrón aplazado hace dos meses.

Una mar de sudaderas azules y ocres formó el cortejo de la Dolorosa

Cerraba la tarde el traslado de la Dolorosa del Grao desde el Cabanyal cuya imagen se tapó con un plástico ante la fina lluvia que caía. El inicio del acto no pudo ser más emotivo porque uno de los hombros de trono, Ramses, pidió levantar a la virgen para dedicarselo a un familia cercano fallecido. En un abrazo intenso se fundieron el presidente, José Orero, y él. Es uno de esos momentos en los que ser cofrade vale la pena.

El cortejo inició su caminar fundido en un mar de sudaderas azules, de los granaderos, y de color ocre, de los vestas del Ecce-Homo, y con una cabecera donde se vió al estandarte blanco de la cofradía granadera y dos cruces. La música vino de la Agrupación Musical de Benicalap con notable maestría y saber hacer en la interpretación de las marchas de procesión como Caridad en el Guadalquivir. Y escuchando el presidente José Orero y el del Ecce-Homo, Paco Carles

Medinaceli y Dolorosa quedaron pues en el espacio propio del Museo de la Semana Santa Marinera.

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
18/08/2018 - Reflexionando, que no es poco
El 17 de agosto: España con Cataluña
14/08/2018 - Solo es una opinión, Ud. perdone
¡Taxi! /Arenal / Mafia leonesa
13/08/2018 - Columna de Michel
Villarreal CF: Un equipo de élite
16/08/2018 - El Puntero
Los Puertos Marítimos Claves
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Catarroja
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil