5 de diciembre de 2020 5/12/20

Mario Edo denuncia que Infraestructuras destina 700 millones de euros al Tram de Alicante y “unos céntimos” al de Castellón

  • El portavoz adjunto socialista del PSPV dice que “el alcalde de Castellón es una marioneta en manos de Camps y sólo se descamisa ante el Gobierno central”

El portavoz adjunto del grupo socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Mario Edo, denuncia que “la Generalitat Valenciana prima la inversión en la ciudad de Alicante en detrimento de Castellón” y acusa al conseller de Infraestructuras, Mario Flores, de dedicar 100 millones de euros anuales al Tram alicantino “mientras a Castellón sólo nos trae las migajas, un puñado de céntimos”. Edo recuerda, a propósito, que el Tram de Alicante es un tranvía convencional, como el implantado en las grandes ciudades europeas, mientras que el aprobado para la Plana “sólo es un simple trolebús”.

Mario Edo señala que el Gobierno valenciano ha dedicado en los últimos ejercicios más de 700 millones de euros para planificar la red de tranvía intermunicipal en Alicante, tanto en obras de infraestructuras como en material móvil. Sin embargo, los proyectos del Tram de Castellón están “en la vía muerta”. El Consell sólo ha impulsado el trayecto UJI-El Corte Inglés, adecuó el paso por la calle Colón y está ultimando la “barbarie” sobre el parque Ribalta, aunque quedan importantes tramos por proyectar, presupuestar y ejecutar.

“El Partido Popular está asfixiando el desarrollo de Castellón. Lo poco que el Consell invierte lo destina a Alicante y Valencia, donde tiene más intereses electorales o donde los responsables municipales saben reividicar más y mejor que el alcalde de Castellón, que es una marioneta en manos de Camps y sólo se descamisa ante el Gobierno central”, afirma Edo.

El dirigente socialista recuerda que el Ayuntamiento de Castellón ha tenido que asumir el pago y la redacción de varios proyectos del Tram, así como la expropiación del suelo para el trolebús y otras infraestructuras que competen a la Generalitat. “El comportamiento sectario de Camps y de Flores está limitando el progreso de Castellón”, advierte Edo, quien pide a los dirigentes populares que subsanen el “déficit inversor” del Consell en la capital de la Plana.

Edo apunta que Flores ha sido “incapaz” de poner en marcha el Tram, que lleva varios años de retraso, y está “poniendo en peligro” la ejecución de infraestructuras estratégicas como el aeropuerto y las carreteras de Castellón por los impagos a las empresas contratistas. En ese sentido, censura que el conseller “imponga” al Gobierno cómo deben ejecutarse las inversiones estatales, “cuando la Generalitat no sabe, no quiere o no puede desarrollar las propias”.

“El representante de un Gobierno que ha sido incapaz de completar la ejecución de la ronda de circunvalación en 15 años aún tiene la desfachatez de dar lecciones e imponer deberes a otras administraciones”, expresa. Edo considera al alcalde de Castellón “cómplice” de la “marginación” de la Generalitat. “Fabra se conforma con ser coordinador general del PP y pasa ya de Castellón y de los castellonenses”.

 

Subir