24 de septiembre de 2020 24/9/20

Castellón se reunirá con el Catastro a mitad de enero para avanzar en la revisión de valores de las viviendas

  • La alcaldesa Amparo Marco ha insistido en la necesidad de ajustar el valor de los inmuebles a la realidad económica actual

El Gobierno Municipal ya ha obtenido respuesta a la carta remitida por la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, a la Gerencia Territorial del Catastro solicitando el inicio de la revisión de los valores catastrales de las viviendas de la ciudad de Castellón que sirven de base para calcular el impuesto de bienes inmuebles (IBI). La Gerente Territorial, Mercedes Marco, ha comunicado la convocatoria de una reunión para mediados de enero con carácter previo al inicio de los trabajos para la aprobación de una nueva ponencia de valores.

La alcaldesa ha explicado que, según el escrito remitido por la Gerencia Territorial del Catastro, esta primera reunión servirá para informar sobre el proceso de los trabajos a desarrollar, plazos de ejecución previstos así como de alguna estimación económica de los resultados del procedimiento a partir de los estudios que en base a la solicitud trasladada por el Gobierno Municipal se realizarán.

Amparo Marco ha recordado que la última revisión de valores catastrales, aplicada desde 2012, ha provocado un aumento de la cuantía del recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de manera que inmuebles que han visto devaluado su valor por la crisis están pagando impuestos acordes a los valores anteriores a la crisis.

La solicitud de redacción de nueva ponencia de valores catastrales pretende ajustar el valor de la vivienda a la realidad económica actual. "No queremos que los vecinos y las vecinas de Castelló sigan pagando impuestos por esos bienes en virtud de un valor fijado antes del colapso del mercado inmobiliario y por eso hemos activado ya toda la tramitación para que se pueda iniciar la revisión", ha insistido.

Por su parte, el concejal responsable del área de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, ha explicado que paralelamente a esta revisión de valores catastrales el Gobierno Municipal ha aprobado una revisión de ordenanzas fiscales basada en la progresividad y la justicia social para que paguen menos quienes menos tienen. Entre las medidas, ha recordado Lorenzo, el coeficiente del IBI se ha rebajado un 5% a las familias, pasando así del 0,7875% al 0,7475%, "el más bajo de los tipos aplicados por este ayuntamiento desde 2007".

El edil ha defendido que "con esta decisión vamos a evitar un aumento de dos millones en la carga fiscal sobre las familias, que es lo que habrían pagado si hubiésemos mantenido el mismo coeficiente". Tanto la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, como el concejal de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, han destacado la importancia de que se ponga en marcha la revisión de valores catastrales para ajustar el pago de impuestos que después hacen los ciudadanos en función de esta valoración.

Subir