20 de octubre de 2020 20/10/20

Castelló recupera 390 toneladas de ropa usada con una red de medio centenar de contenedores

Castelló recupera 390 toneladas de ropa usada con una red de medio centenar de contenedores - (foto 1)
  • El presupuesto de 2020 incluirá una partida para incrementar la recogida de ropa en los puntos de reciclaje

MÁS FOTOS
Castelló recupera 390 toneladas de ropa usada con una red de medio centenar de contenedores - (foto 2)

El concejal de Reciclaje y Gestión de Residuos, Ignasi Garcia, ha confirmado la recuperación de 390,32 toneladas de ropa usada durante el ejercicio de 2019. Esta cantidad de textiles ha sido depositada por la ciudadanía en la red de 54 contenedores de que dispone la ciudad y que el consistorio apuesta por reforzar para “mejorar la efectividad y facilitar el depósito en los puntos de la ciudad donde más ropa recogemos”, según el edil.

Es por eso que el presupuesto de 2020 incluirá una partida para «fomentar e incrementar la recogida de ropa», como ha avanzado Garcia. El concejal ha hecho hincapié en la importancia de llevar la ropa que ya no utilizamos a los contenedores específicos, dado que “todos estos restos tienen una segunda vida, ya bien para ser reutilizados, transformados o bien reciclados”. Este uso es especialmente importante puesto que “la producción de textiles y el vertido incontrolado de estos son dos actividades altamente contaminantes”, ha recordado el regidor.

Respecto al detalle de los datos facilitados por la empresa concesionaria del servicio (Reciplana), el mayor número de toneladas recogidas corresponde a los meses de mayo y junio, con casi 43 y 47 toneladas recogidas, respectivamente. Según el registro municipal, la tendencia en el depósito de textiles vuelve a incrementarse durante los meses de octubre y noviembre, cuando las toneladas de ropa recogida se sitúan en 38,6 y cerca de 39, respectivamente.

Una nueva legislación estatal

Garcia ha incidido en la necesidad de que “el nuevo gobierno progresista legislo en la industria y la gestión del residuo textil como lo ha hecho con los envases y el vidrio”. La normativa estatal tendría que ir orientada a “tratar este residuo de una manera que no genere un impacto ambiental”, como ha explicado el regidor.

Subir