24 de noviembre de 2020 24/11/20

Alfonso Bataller: “Miquel Soler ha sido un ejemplo de servidor público a Castellón”

  • El Alcalde de Castellón ha lamentado hoy el fallecimiento del concejal del Ayuntamiento de la ciudad

El Alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, ha lamentado hoy el fallecimiento del concejal del Ayuntamiento de Castellón Miquel Soler y ha destacado “el gran trabajo que ha desempeñado Soler por la ciudad de Castellón desde su cargo como edil siendo un ejemplo de servidor público”. “Soler siempre se ha caracterizado por su carácter afable, defensor de Castellón y de nuestras tradiciones”, ha destacado el primer edil, quien ha mostrado su “profundo pesar y tristeza ya que la enfermedad contra la que luchaba desde hace tiempo ha hecho que nos deje demasiando pronto, con sólo 69 años”.

Miquel, castellonero de ‘soca’, del Raval de Sant Fèlix, siempre ha sido un acérrimo defensor de Castellón y de todas sus señas de identidad. “Hombre comprometido con el mundo de la fiestas, la cultura y los vecinos de la capital. Siempre dispuesto a colaborar a echar una mano en cualquier empresa o actividad en pro de ésta nuestra ciudad, su ciudad”, ha destacado Bataller.

“Un hombre afable, familiar, generoso, con gran sentido del humor y que se volcaba con entusiasmo en cualquiera de la cosas que hacía, tanto en el ámbito privado como, sobre todo, a favor de su ciudad y de sus convecinos”, ha proseguido.

Su gran compromiso y su vocación de servicio público le llevo a ser elegido concejal del Ayuntamiento de Castellón en el año 2003, ocupando la concejalía de Tráfico, Sanidad Pública y en el último mandato el puesto de Teniente de Alcalde del Distrito Oeste, así como Concejal Delegado de Servicios Urbanos, Infraestructuras, responsable de Mercados y Ermitas. Esta última responsabilidad, completada como Concejal Procurador de la Basílica del Lledó.

CASTELLONERO DE PRO
“La devoción y el cariño de Miquel Soler hacia nuestra Patrona, la Mare de Déu de Lledó, también ha sido una constante en su vida. Y quizá el destino ha hecho coincidir precisamente que nos deje en el día en que la Virgen entraba en la ciudad para dar inicio a los días más importantes de nuestras fiestas patronales. Esa Mare de Déu a la que tanto amor profesaba y, a la que tantas veces ha cantado, como miembro de la Rondalla ‘Els Llauradors’ estaba siempre presente, de manera especial, en el recorrido vital de Miquel Soler”, ha destacado Bataller, quien ha recordado que “Miquel Soler ha sido, y seguirá siendo también, la voz de Castellón, gracias a su papel destacado como ‘pregoner’ y a la actividad musical, que durante casi cinco décadas ha dedicado como miembro de ‘Els Llauradors”.

“En especial las fiestas de la Magdalena, por las que tanto ha trabajado, y el imaginario colectivo cultural y festivo de la ciudad, quedan desde hoy huérfanos de uno de sus mayores representantes. Implicado también en Festes de Carrer, como de su querido ‘Carrer Sant Blai’, Soler siempre ha trabajado por la recuperación de nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestra lengua y las señas de identidad de su pueblo. Al igual que siempre ha mostrado su orgullo y pasión por los colores del CD Castellón, siendo en los últimos años presidente de la Asociación de Veteranos del club albinegro”.

“Respetado y admirado por todos, conocedor de la historia y las gentes de nuestra ciudad como pocos, Miquel Soler formaba parte de lo mejor de ese grupo de hombres y mujeres que siempre han antepuesto los intereses de la ciudad a los suyos propios”, ha continuado el primer edil.

Miquel Soler era también un hombre cercano, un hombre muy unido a su familia, que, “durante su etapa como edil han sabido compartir y comprender la presencia y dedicación de su marido, padre y abuelo, en beneficio del resto de los castellonenses”.

“Con el fallecimiento de Miquel Soler, la capital de la Plana y el Ayuntamiento de Castellón pierden algo más que una persona querida, ya que se va uno de sus hijos más distinguidos. Pero quedarán por siempre el recuerdo de su voz, de su carácter sencillo y abierto, de su alma de ‘Llaurador’ enamorado de su tierra y de la Mare de Déu del Lledó y, sobre todo, el trabajo diario y la dedicación a la que ha sido su principal pasión: la ciudad de Castellón”, ha concluido el Alcalde.

Subir