28 de febrero de 2021 28/2/21

El Mercat Municipal cerrará durante el verano por obras en el techo

El Mercat Municipal cerrará durante el verano por obras en el techo - (foto 1)
  • Algunos comerciantes piden que se les reubique durante ese tiempo en un local alternativo, que el Ayuntamiento no ha desvelado todavía

MÁS FOTOS
El Mercat Municipal cerrará durante el verano por obras en el techo - (foto 2)
El Mercat Municipal cerrará durante el verano por obras en el techo - (foto 3)

El Mercat Municipal cerrará durante los meses de verano, julio y agosto, para cambiar la cubierta. Es una obra necesaria, en esto coinciden tanto el Ayuntamiento como los comerciantes, aunque no lo hacen tanto en las formas, y de ahí el conflicto que ha surgido entre ambas partes.

La temporada estival es la mejor para acometer el cambio de la cubierta, tal y como explica la concejal de Comercio, María Romero, en declaraciones a elperiodic.com: "Causamos menos molestias a los vecinos ya que muchos se van fuera durante estos días; climáticamente es mejor porque se trata de cambiar todo el techo; y los comerciantes nos propusieron estas fechas para realizar la obra".

Alternativas al cierre temporal

La obra coincidiría, además, con el final de la concesión, que expira para los comerciantes el junio. El Ayuntamiento quiere aprovechar esta circunstancia y prorrogar la renovación una vez terminen las obras: "No tiene sentido que se les renueve si no van a poder trabajar", apunta la edil.

Pero algunos comerciantes no quieren estar dos meses sin trabajar y piden que se les dé una alternativa. En una reunión celebrada el pasado jueves propusieron poner una carpa temporal, algo que descartan desde el Ayuntamiento: "Esto es inviable económica y técnicamente porque hay que poner 52 acometidas de luz y agua, instalar la carpa, espacios para las paradas, seguridad específica, limpieza concreta.... y todo esto de forma temporal por lo que la inversión no tiene sentido", detalla Romero.

La concejalía está estudiando trasladar de forma temporal los puestos del mercado en otro local grande -no concreta ubicación ya que se trata de un proyecto- pero desde Comercio apuntan a los inconvenientes que esto supondría ya que es otra zona de la ciudad, donde hay varios supermercados.

Cubierta de fibrocemento

Próximamente se sacará la obra del techo a licitación, que tendrá un coste de 150.000 euros y estarán financiados la mitad por los fondos europeos. Se trata de una reforma urgente ya que el techo es de fibrocemento y, aunque no habría problemas si no se manipulase, este no es el caso tal y como explica la edil.

"Se está trabajando en la zona porque la climatización es deficitaria y hay goteras. Hasta ahora se estaban tapando con poliuretano pero cada cierto tiempo hay que volver a intervenir ya que se deshace y cae por las canalizaciones, con el sobrecoste que ello conlleva. Es el pez que se muerde la cola", lamenta María Romero.

Un mercado con muchas posibilidades

Desde el Ayuntamiento van más allá y se plantean un proyecto integral que transforme por completo el concepto de mercado tradicional. "Creemos que tiene un potencial social, cultural y turístico muy bueno ya que revitaliza el centro, es una alternativa de ocio y una oferta única en la provincia".

Muestra de ello lo vemos en algunos puestos que en los últimos tiempos se han transformado en lo que se denomina como gastrobares, que ofrecen el producto cocinado al momento. Esto plantea vacíos legales, tal y como reconoce la edil responsable: "La ordenanza actual está desactualizada porque está pensada para un servicio de mercado tradicional, con las ventas de mañana y tarde pero no contemplando el horario de fin de semana o nocturno; como tampoco que hayan bares ocupando pasadizos, almacenes más grandes, limpieza adaptada a estas nuevas necesidades...".

Una inseguridad jurídica que se pretende terminar con una nueva ordenanza. De hecho, el área de Comercio está ya trabajando con la de Transparencia para encuestar a los vendedores, reunirnos con ellos y preparar una nueva legislación al respecto: "Me gustaría que cuando los comerciantes vuelvan a iniciar su actividad tengan ya la ordenanza delante", muestra esperanzada María Romero.

Subir