28 de mayo de 2020 28/5/20

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares repara varios tramos de balizas de la ruta botánica

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares repara varios tramos de balizas de la ruta botánica - (foto 1)
  • Es una de las secciones más estrechas del camino fluvial ya la vez transitada cada día por decenas de caminantes, ciclistas y estudiantes

MÁS FOTOS
El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares repara varios tramos de balizas de la ruta botánica - (foto 2)
El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares repara varios tramos de balizas de la ruta botánica - (foto 3)

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castelló y la Generalitat Valenciana ha reparado unos 50 metros de balizas de madera que habían sido destrozadas en actos vandálicos y también por la acción de la humedad, la lluvia y el sol. La nueva valla que da seguridad a los usuarios de la ruta botánica está formada por una docena de palos de madera anclados en el suelo con una base de cemento y unidos con cuerdas gruesas y traviesas de madera. Este tramo de la ruta se encuentra bajo la urbanización de los Ángeles, en el término de Vila-real y en el margen derecho del río Mijares.

Se trata de una zona orientada al norte, protegida por un talud en el sur y por tanto con unas condiciones meteorológicas que le otorgan a la zona mucha sombra y humedad durante buena parte del año. Este hecho provoca que de manera regular el Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares deba cambiar la protección de madera que separa la senda del río porque presenta evidentes signos de pudrición. Pero a los efectos meteorológicos también hay que sumar la acción provocada por vándalos que de vez en cuando arrancan los palos de madera y los lanzan al agua. Hay que tener en cuenta que esta zona alta de la ruta botánica, ubicada entre la urbanización de los Ángeles y el Molino de la Ermita, es una de las más estrechas de la ruta y al mismo tiempo también es uno de los tramos más transitados a diario por decenas de estudiantes de educación Primaria, ESO, deportistas y ciclistas.

Los responsables de arreglar este tramo de la ruta dedicada al botánico Calduch ha sido la brigada de mantenimiento del Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares.

Subir