22 de noviembre de 2019 22/11/19

La Universitat de València ratifica la erradicación de la plaga de mosquitos en Almassora

 La Universitat de València ratifica la erradicación de la plaga de mosquitos en Almassora - (foto 1)

    La Universitat de València ha remitido al Ayuntamiento de Almassora el informe realizado a instancias del Servicio Provincial de Plagas, que confirma la ausencia de mosquitos en el término municipal. "Tras la visita realizada en el área urbana del municipio no se ha detectado la presencia de ninguno de los estados del ciclo vital de los mosquitos", señala el catedrático de control de plagas de la UV, Ricardo Jiménez Peydró.

    La concejala de Medio Ambiente de Almassora, María José Tormo, ha destacado que el informe "ratifica la erradicación de los mosquitos en nuestro término municipal, por lo que no podemos hablar de plaga, como ocurrió en el verano de 2015, sino de normalidad absoluta". La edil ha vinculado esta situación "al control que realizamos desde el consistorio y a la inversión que asumimos desde los primeros días de enero, convirtiéndonos así en pioneros en la provincia para garantizar un verano tranquilo, como ahora demuestra el informe de la Universitat de València".

    Cabe destacar que el Ayuntamiento de Almassora invertirá este año más de 21.000 euros, entre el calendario pactado con la empresa y las jornadas extraordinarias de trabajo, a la lucha contra los mosquitos. "Es la cantidad reservada en 2016, que permitió un verano tranquilo, y a la que sumamos en su día la subvención de 6.369,13 euros de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y 2.123,55 euros de la Diputación Provincial de Castellón", ha resaltado Tormo.

    El 4 de enero arrancaron las prospecciones en las zonas húmedas de Almassora y tres meses más tarde, la empresa contratada por el Ayuntamiento para el control de las plagas activó el primer tratamiento larvicida del año ante la subida de las temperaturas. La aparición de las primeras larvas del año motivó la fumigación en espacios con agua estancada para evitar el desarrollo de las crías.

    "Atrás queda el verano de 2015, en el que registramos más de un centenar de quejas por molestias de mosquitos que ahora sabemos con certeza que se podrían haber evitado con más planificación, y nos mantenemos en los niveles del verano pasado", ha apuntado la responsable municipal de Medio Ambiente. Esta parte ha agradecido también la colaboración ciudadana, "cada día más concienciada de la necesidad de vaciar balsas y realizar tratamientos periódicos para evitar el desarrollo de plagas en los focos habituales".

    En cuanto al cronograma de trabajo, el tratamiento más agresivo es el actual, concentrado entre los meses de mayo y septiembre con varias inspecciones semanales en los puntos del casco urbano, la playa y Santa Quitèria que sufren una mayor incidencia de la plaga. No obstante, el tratamiento también está supeditado a las condiciones meteorológicas, que pueden ser determinantes en la evolución de la plaga.

    ocultar
    La Universitat de València ratifica la erradicación de la plaga de mosquitos en Almassora
    Subir