1 de octubre de 2020 1/10/20

La residencia de la tercera edad recuperará en 2018 la plantilla previa a los recortes

La residencia de la tercera edad recuperará en 2018 la plantilla previa a los recortes - (foto 1)

    La residencia de personas mayores y dependientes de Almassora volverá a contar en 2018 con 43 profesionales en plantilla, una cifra que supera los 42 trabajadores que tenía en el año 2011, cuando comenzaron los recorte de personal. La previsión de las cuentas aprobada en el último consejo de dirección del centro apuntan a que los gastos de personal del próximo ejercicio ascenderán a 1.176.713,92 euros, un presupuesto que crece en 54.445,39 euros respecto a este año.

    Gracias a estos fondos, el centro podrá crear un puesto de trabajo de Técnico de Gestión Administrativa (TAG) y otro de auxiliar de cocina y limpieza. Estas dos incorporaciones se sumarían a la ampliación de jornada de la actual psicóloga clínica del centro (contratada mediante una bolsa de trabajo creada este mismo 2017).

    Asimismo, dos de las personas que ocupan puestos de auxiliar de enfermería pasarían a trabajar a jornada completa durante los meses de verano, una medida con la que el consejo del centro pretende reducir los costes de las sustituciones y dar estabilidad a la plantilla. Además, todo el personal recibirá un incremento salarial del 1%, tal como establece Ley de Presupuestos Generales del Estado.

    "Cerramos un capítulo en el que la residencia de la tercera edad de Almassora ha sufrido los recortes de la manera más dura posible: en forma de despidos de personal", ha asegurado la concejala de Servicios Sociales, Diana Belliure. "Lamentablemente, la atención que reciben nuestros mayores se ha visto afectada en los últimos años por la mala gestión del dinero público de gobiernos anteriores. Afortunadamente, hoy hablamos de incrementar los recursos y contratar a más personal, algo fundamental para que las ancianas y ancianos reciban los cuidados que necesitan", ha incidido la edil.

    La merma de la plantilla, llevada a cabo durante el mandato del exalcalde Vicente Casanova, llegó a dejar al centro con 38 personas contratadas entre 2012 y 2015, "una plantilla insuficiente para atender a los más de 70 usuarios, la gran mayoría internos y con un grado de dependencia cada vez mayor", ha lamentado Belliure. Ya en el ejercicio de 2016, el centro alcanzó los 40 trabajadores, una cifra que llegó a los 41 en 2017 y que en 2018 consolidará la tendencia ascendente de las contrataciones con 43 profesionales en plantilla.

    Cabe recordar que en el ejercicio de 2017, el presupuesto de la residencia municipal es 1.345.314,63 euros, una cifra que representa un incremento de 40.957,48 euros respecto a los fondos destinados en 2016 para el funcionamiento del geriátrico. La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas inyecta 1.230.240 euros en el centro, una cantidad que el ejecutivo local complementa con 115.074,63 euros. La residencia cuenta actualmente con 71 usuarios. De éstos, 56 son residentes internos y otros 15 son usuarios del centro de día.

    Subir