1 de junio de 2020 1/6/20

Arrancan las obras de peatonalización de la Vila de Almassora

Arrancan las obras de peatonalización de la Vila de Almassora - (foto 1)
  • Unión Europea y Ayuntamiento cofinancian la actuación valorada en 441.900 euros

Las obras de peatonalización de la calle San Joaquín y la plaza de la Iglesia han comenzado en Almassora. La mercantil Grupo Ravi ha iniciado los trabajos con el vallado de la zona, el cierre al tráfico de los viales implicados en la reforma y el marcaje de los cortes en el asfalto La actuación, que está financiada por el Ayuntamiento y la Unión Europea al 50%, tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y medio con un descenso durante la semana de fiestas patronales de Santa Quitèria.

Con un presupuesto de 441.940,52 euros, la reforma de la Vila es la actuación más cuantiosa del ejercicio 2020 por detrás de la última fase de obras del bulevar San Jaime. La intervención afecta a una superficie de 2.289,30 metros cuadrados que eliminará los peldaños actuales para dejar la acera a una única altura en la que la accesibilidad quede garantizada a toda la ciudadanía.

Los trabajos, altamente delicados por la complejidad del entramado urbano, supondrán también una mejora de la estética y de las canalizaciones de suministros. De hecho, las obras priorizarán el soterramiento de cableado para que, al inicio de las fiestas de Santa Quitèria, los operarios puedan cubrir las zanjas con pavimento provisional para garantizar la seguridad y el correcto desarrollo de los festejos.

“Es una de las inversiones más potentes de la legislatura después de muchos años sin ningún tipo de mejora en el barrio, en el que apostamos por un proyecto de regeneración que incluye la peatonalización y las ayudas para la rehabilitación de viviendas”, según la alcaldesa de Almassora, Merche Galí, que ha visitado los trabajos.

El marcaje de los puntos para abrir las zanjas y el corte parcial de la calle son las primeras actuaciones incluidas en el cronograma de la empresa Ravi, ganadora del concurso público de adjudicación después de reducir en 45.852,55 euros el precio por el que salió la obra a licitación y de que la primera mercantil propuesta incumpliera el procedimiento administrativo.

Además de garantizar la accesibilidad universal, las obras dotarán de iluminación especial a la plaza de la Iglesia, junto a la fachada de la Natividad, para resaltarla respecto a la calle San Joaquín. La plaza también incorporará dos zonas verdes con bancos y arbolado. Todo el casco antiguo sumará códigos de pavimentado para destacar datos como los edificios catalogados, los dotacionales y aquellos con interés arqueológico.

El concejal de Hacienda, Santiago Agustí, ha recordado que las obras de la Vila coparán 220.000 euros de los 1,1 millones de euros que aportará la Unión Europea al desarrollo urbanístico de Almassora en 2020, mientras que el 50% restante será financiado con recursos propios.

Subir