-Señor Rajoy, salga usted de su torre de marfil :: Solo es una opinión, Ud. perdone :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Sábado 1 de noviembre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Solo es una opinión, Ud. perdone
Solo es una opinión, Ud. perdone
Por J. P. Enrique
Añadir "Solo es una opinión, Ud. perdone" a mi lector RSS

Señor Rajoy, salga usted de su torre de marfil

26/10/2014
3 comentarios
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Señor Rajoy, ya no puede usted seguir callado, ni puede seguir mirando para otro lado, ni puede continuar culpando a otros partidos, ni puede continuar gobernando con una justicia politizada, ni puede escudarse en otros escándalos (también deleznables sean del Molt Imputable Pujol o de los Eres), ni puede tapar el fuerte hedor que sale de su propia casa y permanecer encerrado en una torre de marfil.

Señor Rajoy, entérese de una vez que lo que en este país está pasando en su partido, en sus propias narices: Se le está derribando el edificio y nos está arrastrando todos.

Se le cayeron Camps, Matas y Fabra, “ejemplos de cómo había que gobernar en España: aplicando las recetas que ellos aplicaban en sus feudos”. Se le cayeron, Señor Rajoy y, en esta nuestra Comunidad, ejemplo donde los hay de mal gobierno, siguen apareciendo escándalos. El último es una caja opaca que la justicia ha ordenado abrir en donde se amontonan mariscadas, comisiones y juergas por un importe de 1.100 millones de euros. Como en Caja Madrid pero, aquí en forma de una traca que nos revienta los oídos y que ha dejado a esta Comunidad en la ruina, después de los derroches en eventos y en edificios emblemáticos (como el de la Ciudad de las Artes, presupuestada en 150 millones y que ha acabado costando la friolera de 1.281 MM).

Se le cayó, Señor Rajoy, el superministro Rato, autor del milagro económico de Aznar, al que escucho con estupor decirle al juez que él no sabe “de organización y de contabilidad” Sin conocimientos tan básicos ¿Cómo pasó este personaje el test de evaluación para dirigir Caja Madrid y el FMI? Tras Rato, las vergüenzas se le ven ahora a Ángel Acebes. Tampoco ha sido uno cualquiera. Fue designado por Ud. Secretario General, es decir su segundo de abordo, poco antes de que se fuera por la puerta corrediza a recargar sus cuentas en Iberdrola y Bankia. De aquel equipo de pesos pesados de Aznar ya no queda (limpio) casi nadie.

Sr. Rajoy, su casa, no huele, apesta, y Ud. (tocado porque la onda que está a punto de alcanzarle) navega sin rumbo, con los marineros cabreados. Muchos quieren irse y vivir a su aire solo para alejarse de usted, y usted, sin enterarse, sigue en cubierta quemando un habano y tratando de no oír ni a sus más fieles como ABC y Jiménez Losantos (financiado con 446.000 euros de su caja negra). A estas alturas ya suena a ingenuidad infantil negar que existiera en su partido una caja negra manejada durante años por sucesivos tesoreros.

En un entorno tan corrupto, hasta jóvenes como el veinteañero Nicolás, formado en el subvencionado FAES de las ideas, aprenden rápido y se apuntan para vivir del cuento y de las comisiones.

Sr. Rajoy, usted no puede seguir cegado por unas “raíces vigorosas”. Predica el optimismo como hi

Sr. Rajoy es Ud. quien está vaciando a su partido y traspasando votos a Compromis, Esquerra Unida, Ciutadans, UPyD y sobre todo a Podemos, convertido en aglutinador del cabreo y del desengaño. Además, reconozca que este nuevo partido está muy cargado de razón al definir como casta a la élite que nos ha y sigue gobernando. También en la puerta giratoria que han practicado Zaplana, Aznar, Solbes, Salgado,…

Sr. Rajoy, en este momento este país pide aglutinar a todos los partidos para aprobar con urgencia leyes duras contra una corrupción que lo invade todo. También es urgente de tomar el estropajo y efectuar una limpieza en profundidad. Es muy urgente que la justicia sea independiente y que sea delito vivir, sin poder probarlo, gastando más de lo que se gana ¡Cuánto saldría a la luz y aliviaría a los juzgados una medida tan simple! En teoría es su partido (con su mayoría con fecha de caducidad) el que podría pilotar esa regeneración democrática, pero están abrumados por el exceso de basura, inmovilizados por su inactividad y por tener a Bárcenas en el cogote.

Más artículos de Solo es una opinión, Ud. perdone
Comparta este artículo
  • Currently 3.50/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.5/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Opinión
27/10/2014 - Piedras vivas
El católico y la política
24/10/2014 - En busca de la verdad
La cruda realidad
27/10/2014 - Moda e Imagen
Todo sobre los jeans
27/10/2014 - Picos Pardos
Presupuestos participativos
26/10/2014 - Solo es una opinión, Ud. perdone
Señor Rajoy, salga usted de su torre de marfil
26/10/2014 - Al fondo a la derecha
Ay sí, hombre sí; no hay como morirse
27/10/2014 - Columna de Michel
Sistemas neocapitalistas ex comunistas
30/10/2014 - La Moncofa del futuro
¡Enhorabuena, Avelino!
29/10/2014 - El Raconet Blau
Hecha la ley ¿Hecha la trampa?
24/10/2014 - El mirador de l’Alcora
Plusvalías
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling