-Noche de san Juan con elecciones y Brexit incluidos :: Solo es una opinión, Ud. perdone :: elperiodic.com

Versión Clásica
Viernes 1 de julio de 2016 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Solo es una opinión, Ud. perdone
Solo es una opinión, Ud. perdone
Por J. P. Enrique
Añadir "Solo es una opinión, Ud. perdone" a mi lector RSS

Noche de san Juan con elecciones y Brexit incluidos

27/06/2016
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

La noche mágica del 23-6 que acabamos de vivir con nuestro satélite en plenilunio, fue también la noche de las hogueras instaladas en casi todos los pueblos de nuestras comarcas del interior y de nuestra costa.

El día de San Juan despertamos con la noticia de que los ingleses, en referéndum, habían acordado marcharse de una Europa en la que nunca estuvieron. Triunfó el miedo al extranjero y el deseo de dejar de contribuir a las arcas europeas, algo que países, regiones o personas hacen en todas partes en detrimento de las zonas más pobres. Son tiempos de insolidaridad y del sálvese quien pueda.

A las nueve de la mañana del día 24, aprovechando el resultado no previsto del referéndum en Inglaterra, los lobos rugieron con fuerza y jugaron a extender la incertidumbre y el pánico financiero en Berlín, Roma, Paris, Madrid, Nueva York y Singapur.

Detrás de la apuesta, esos lobos saben de la existencia de una, cada vez mayor, clase política mediocre sembrada de extremistas xenófobos instalados ahí con el voto de los ciudadanos. Saben también que son dóciles a sus intereses. Son gobiernos de extrema derecha, en el poder o cerca de él (en Hungría, Polonia, Noruega, Austria, Suecia, Grecia, Letonia, Suiza, Dinamarca o Bulgaria) con discursos populistas que calan en las castigadas clases medias y que levantan muros y alambradas contra los desesperados y hasta les roban su dinero y sus objetos de valor para pagar sus gastos de estancia.

El día de san Juan, con el cataclismo económico ocupándolo todo, Rajoy aprovechó el Brexit como baza electoral con la que ocultar nuestro paro, el frágil empleo creado, la corrupción, los ministros tocados o hundidos (Fernández, Mato, Soria), la débil recuperación y el miedo como aglutinador para que olvidemos el Gürtell, los sobres, el embargo de su sede, las obstrucciones a la justicia, las comisiones, Rita y los muchos “Ritos” de quienes nos han gobernado con trampas y saqueos en esta Comunidad (aunque -según me dicen - “lo de los Eres y lo de Pujol ha sido diez veces peor.”) Una estrategia (la del miedo) que, a juzgar por el resultado electoral, parece que ha funcionado.

El día siguiente, sábado, era el día de la reflexión, y el domingo, nos aprestábamos a depositar las papeletas en las urnas para que reposaran a la espera del escrutinio.

¿El resultado? El PP, tras su renuncia a formar gobierno y el rechazo de Rajoy a participar en debates electorales, sale inmune de los escándalos por corrupción que le acechan e incrementa sus votos en la misma proporción que los reducen Psoe y Ciudadanos, dos partidos que se coaligaron y se quemaron en el intento de gobernar. Podemos, en un fracaso inesperado, se queda con la miel en los labios que le auguraban las encuestas y no se mueve de donde estaba.

Tras ver los resultados hoy escucho lo mismo que dijo al delincuente (¡perdón, perdón!) Carlos Fabra “Las urnas me han absuelto”. Ciertamente los ciudadanos no han usado las urnas para castigar la corrupción y, al PP, sus afiliados y simpatizantes, está muy claro que se lo perdonan todo. Todo es todo.

A partir de ahora Rajoy puede disponerse a gobernar con las manos libres para hacer los recortes que prometió hacer a Bruselas; puede empezar a tocar a los pensionistas, exigir a los jueces que vayan aligerando sus carpetas de casos de corrupción y puede mandar a la policía a hacer dossiers contra los que le molesten. Las urnas han puesto las cosas en su sitio. Tan en su sitio que allí donde han estallado los mayores escándalos (Murcia, Granada, Málaga, Alicante, Castellón, Las Palmas, Boadilla, …) han aumentado en número de votos.

Un nuevo gobierno ha de enfrentarse a problemas muy graves: crisis económica, desafío catalán, pensiones, paro, negociación del déficit y crisis bancaria. Demasiado graves para aparcarlos encendiendo un habano y dejando pasar el tiempo y con la necesidad de tener negociar para lograr mayorías, mientras la prima de riesgo está ya en 175 puntos y con una deuda imposible de pagar con la subida de tipos que se avecina.

  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5

Publicidad
Publicidad

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil