27 de septiembre de 2020 27/9/20

El centro de salud de Xixona instruye a la ciudadanía en el manejo de los trastornos de la conducta de los pacientes con Alzheimer

El centro de salud de Xixona instruye a la ciudadanía en el manejo de los trastornos de la conducta de los pacientes con Alzheimer - (foto 1)

    El centro de salud de Xixona, integrado en el Departamento de Salud Alicante- Sant Joan d'Alacant, en colaboración con el Ayuntamiento de esta localidad y la Asociación de Familiares de Alzheimer y otras demencias, ha ofrecido a los ciudadanos una ponencia sobre el manejo de los síntomas conductuales asociados a la demencia, como parte de las actividades de la Semana del Alzheimer. Más de 70 personas se han interesado por el tema y han acudido a la Societat Cultural El Trabajo para asistir a esta charla y su posterior debate.

    “En el tratamiento diario de los enfermos de Alzheimer en Atención Primaria, los profesionales sanitarios tenemos en cuenta dos puntos clave, los trastornos psicológicos y los comportamientos anómalos, que son dos de las consecuencias de la enfermedad que más discapacidad provocan, generando frecuentes consultas médicas en los centros de salud e ingresos hospitalarios o en instituciones residenciales. Por todo ello, hemos coordinado esta actividad formativa, para tratar de resolver todas esas dudas que generan tanta inquietud y desasosiego en el entorno de los pacientes con demencia”, subraya Luis Richard, coordinador médico del centro de salud de Xixona.

    “Los trastornos de conducta que se asocian a las demencias son uno de los temas que más preocupan a los familiares y cuidadores de estos enfermos y por los que más nos preguntan en el centro de salud, dado que muchas veces no saben cómo actuar ante estas situaciones. Respondiendo a esta necesidad, hemos coordinado esta actividad formativa, para tratar de resolver todas esas dudas que generan tanta ansiedad en el entorno de los pacientes con demencia”, subraya Luis Richard, coordinador médico del centro de salud de Xixona.

    Así, la ponencia "Síntomas conductuales asociados a la demencia. Manejo farmacológico y no farmacológico" ha corrido a cargo de la Dra. Inmaculada Abellán, neuróloga de la Unidad de Neurología de la Conducta y Demencias del Hospital de San Vicente del Raspeig, que dirige la Dra. Mª José Sáenz.

    La ponente ha destacado la alta prevalencia de estos síntomas, presentes hasta en un 90% de los pacientes con demencia en alguna de las fases de la enfermedad. “En los estadíos leves los pacientes suelen mostrar irritabilidad, apatía, depresión, negación de la enfermedad y, en las fases moderadas y avanzadas, con mayor frecuencia pueden aparecer delirios, alucinaciones, agitación y agresividad”, señala la Dra. Abellán.

    Según ha explicado la neuróloga, así como las funciones cognitivas (la memoria, el lenguaje o la orientación) se pierden de forma progresiva e irreversible, “los trastornos de conducta son generalmente de carácter transitorio pero muy disruptivos para la familia, por lo que un mal manejo de estos síntomas constituye una de las principales causas de sobrecarga en el cuidador y de ingreso del paciente en una residencia. Por otro lado, un mejor control de los síntomas conductuales se traduce en una mejora del bienestar y la calidad de vida del paciente, sus cuidadores y la sociedad en su conjunto”.

    Medidas farmacológicas y no farmacológicas
    Estos síntomas se manejan mediante dos tipos principales de medidas, las farmacológicas y las no farmacológicas. En ambas se requiere una correcta educación y formación al cuidador, “campo en el que las Asociaciones de Familiares de Alzheimer realizan una importante labor”, destaca. “Los profesionales intentamos evitar, en la medida de lo posible, la excesiva medicalización, por lo que recurrimos en primer lugar a las medidas no farmacológicas, trasladándolas a los cuidadores para que sepan cómo actuar ante cada tipo de conducta”.

    Por ejemplo, ante las posibles pérdidas de objetos, los profesionales aconsejan a los cuidadores que dispongan de los documentos importantes del paciente por duplicado. Si éste presenta trastornos del sueño, se ha de seguir una disciplina, realizando ejercicio y evitando que duerma mucho durante el día. “Cuando se presenta un delirio no es convenciente darle la razón al paciente”, destaca la Dra. Abellán, “pero tampoco se ha de insistir en lo contrario, ya que el razonamiento del enfermo no es lógico y solo conseguiremos empeorar la situación, por lo que lo mejor es eludir el tema en cuestión y desviar su atención. Siempre se ha de evitar la confrontación con el paciente, manteniendo la calma y tratándole con paciencia y cariño, porque el cerebro reconoce las emociones hasta el final”.

    Además, la especialista destaca que la familia debe ser consciente en todo momento de que estos síntomas forman parte de la enfermedad, que es ésta la que los provoca y, por tanto, el paciente no es responsable de dichas conductas y no hay intencionalidad en las mismas.

    Por otra parte, apunta que es importante conocer que los fármacos dirigidos al tratamiento de la propia enfermedad de Alzheimer de que se dispone hoy en día (anticolinesterásicos y memantina), además de ralentizar la enfermedad contribuyen a disminuir ciertos síntomas conductuales.

    Pero si, a pesar del tratamiento farmacológico específico de la enfermedad y el uso de estrategias no farmacológicas no se consigue un adecuado control de estos trastornos, existen además tratamientos farmacológicos para cada tipo de alteración de conducta, como los hipnóticos, los antidepresivos y los antipsicóticos, para tratar, respectivamente, los trastornos del sueño, la depresión y los delirios y alucinaciones, si éstos son muy importantes y alteran la convivencia familiar.

    Subir