20 de octubre de 2020 20/10/20

Vila-real suma un nuevo recurso en el barrio sociosanitario con el Centro de Rehabilitación e Integración Social de la Fundación Manantial

Vila-real suma un nuevo recurso en el barrio sociosanitario con el Centro de Rehabilitación e Integración Social de la Fundación Manantial - (foto 1)
  • El alcalde participa en la visita e inauguración del centro para personas con enfermedad mental que cuenta con 70 plazas concertadas por la Generalitat, de las que 65 ya están ocupadas, “lo que demuestra que realmente este servicio era necesario”

MÁS FOTOS
Vila-real suma un nuevo recurso en el barrio sociosanitario con el Centro de Rehabilitación e Integración Social de la Fundación Manantial - (foto 2)
Vila-real suma un nuevo recurso en el barrio sociosanitario con el Centro de Rehabilitación e Integración Social de la Fundación Manantial - (foto 3)

La ciudad de Vila-real refuerza su vocación de prestación de servicios comarcales con la apertura del Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS) de la Fundación Manantial para personas con enfermedad mental. El alcalde, José Benlloch, ha visitado las instalaciones, en funcionamiento desde el pasado mes de abril, junto al presidente de la Fundación Manantial, Francisco Sardina, y el secretario autonómico de Igualdad y Diversidad, Alberto Ibáñez, en un acto en el que han participado también otras autoridades, representantes de la corporación municipal, profesionales y usuarios del centro, y que ha servido para dar a conocer los servicios que ofrece este nuevo recurso social.

El nuevo CRIS de salud mental se ha construido sobre una parcela de cerca de 1.200 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de Vila-real a la Fundación Manantial, entidad que ha sufragado los cerca de 800.000 euros que ha supuesto la construcción. Las instalaciones cuentan con una capacidad de 70 plazas, de las que en estos momentos están ya ocupadas 65, a través del concierto con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha asegurado que “hoy es un día feliz” por ver “cómo la alianza con la sociedad permite hacer cosas tan buenas”. El primer edil ha defendido el cambio hacia una “política de proximidad” y del trato “de tú a tú” para llegar a “entender” la realidad. En este sentido, ha apuntado que “si un centro que se acaba de inaugurar, con 70 plazas, tiene 65 ocupadas, es que había mucho por hacer y que en anteriores etapas, durante muchos años, las prioridades eran otras, y en momentos muy duros de crisis hubo otra priorización de recursos”.

El alcalde también ha puesto de relevancia la voluntad del equipo de gobierno de impulsar el barrio sociosanitario, en el entorno de este nuevo CRIS, donde también se ubica el centro de día de Alzheimer y la sede de la Asociación Española contra el Cáncer, en el antiguo edificio de la escuela taller que “en cuanto podamos, derribaremos para construir un edificio moderno, con capacidad para acoger entidades que nos ayuden a cuidarnos”. El objetivo es “ir construyendo un barrio sociosanitario, una zona donde se pueda cooperar y concentrar servicios comarcales”, ha recalcado.

El presidente de la Fundación Manantial, Francisco Sardina, ha puesto en valor el cambio de estrategia por parte de la Generalitat Valenciana hacia un modelo no sólo de atención a las personas con enfermedad mental grave sino también de “respeto de los derechos”, algo que va en la línea del trabajo que realiza la fundación. Sardina ha tendido la mano a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para seguir “aportando nuestra experiencia, después de casi 25 años” de trabajo por la integración de las personas con enfermedad mental y de manera especial ha agradecido la buena acogida que la fundación ha recibido en Vila-real y la predisposición del Ayuntamiento y entidades como la Fundació Caixa Rural Vila-real por poner en marcha nuevos proyectos.

Por su parte, el secretario autonómico de Igualdad y Diversidad, Alberto Ibáñez, ha reconocido la “extrema responsabilidad” de la Fundación Manantial por haber construido el CRIS en “tiempo récord” para que pudiera integrarse en el concierto social de la Generalitat este 2019 y ha celebrado que Vila-real cuente con un recurso de este tipo. Ibáñez ha incidido en la apuesta de la Conselleria por “pasar de un modelo de estigma, de miedo”, en relación a la enfermedad mental, “hacia un modelo de inclusión, abierto y comunitario”. “Sólo con una sociedad inclusiva, donde todos tengan garantizados sus derechos, podremos ser todos felices”, ha concluido.

Subir