22 de septiembre de 2020 22/9/20

Vila-real reduce el endeudamiento municipal en 25 puntos desde 2011

    El endeudamiento municipal se situará en 2017 en un 46,76%, un porcentaje que supone una reducción de 25 puntos desde el año 2011, cuando el equipo de gobierno actual asumió las riendas del consistorio. En concreto, la deuda financiera municipal se situó en 2011 en un 72%. "Con mucho esfuerzo y responsabilidad, en los últimos años hemos logrado reducir el endeudamiento progresivamente hasta situarlo en 2017 en una previsión del 46,76%, un porcentaje que nos da mayor seguridad y garantías para afrontar los retos del futuro, como podría ser la llegada de fondos europeos para el desarrollo de la estrategia DUSI", valora la concejala de Hacienda, Sabina Escrig.

    La reducción de la deuda con las entidades financieras ha sido paulatina y continua, pasando del 72% al 65% en 2012 y el 59,46% en 2013. Los años siguientes, el endeudamiento se redujo todavía más, hasta el 50,49% (2014) y 47,04% (2015), mientras que en 2016 se produjo un ligero repunte hasta el 50,03% motivado por la bajada de la contribución. Al respecto, Escrig recuerda que el cálculo del endeudamiento depende los ingresos, por lo que en ese ejercicio, al reducirse los ingresos municipales, la deuda aumentó. Para este ejercicio, las previsiones son nuevamente a la baja, con una reducción de más de tres puntos con respecto al 2016.

    "Es importante recordar que estas cifras serían todavía más bajas si no tuviéramos que hacer frente cada año al préstamo de 20 millones de euros que suscribió el Partido Popular en su última etapa al frente del consistorio; un préstamo millonario del que no pagaron ni un euro y que ahora nos cuesta cada año a todos los vila-realenses casi un millón de euros en intereses a los bancos, además de los dos millones de amortización anuales", incide la concejala de Hacienda, quien recuerda también que, con este préstamo, la deuda viva del Ayuntamiento de Vila-real pasó del 7% al 72% de 2011. "Cuando llegamos al ejecutivo local heredamos un endeudamiento histórico y, con mucho esfuerzo y en un ejercicio de máxima responsabilidad, lo dejamos ahora en menos del 47%, muy por debajo del límite legal, lo que nos da un margen amplio de maniobra y nos permite tener unas cuentas saneadas, con el objetivo de alcanzar en 2017 el reequilibrio presupuestario", concluye Escrig.

    Subir