28 de enero de 2020 28/1/20

Vila-real prioriza la especialización en urbanismo y el requisito lingüístico para el perfil de nuevo secretario municipal

Vila-real prioriza la especialización en urbanismo y el requisito lingüístico para el perfil de nuevo secretario municipal - (foto 1)
  • El alcalde defiende estos criterios por los retos que la ciudad afronta para resolver los conflictos urbanísticos heredados del PP y reimpulsar proyectos clave así como para continuar avanzando en la defensa de la lengua en la que Vila-real es referente

El Ayuntamiento de Vila-real proveerá la plaza de secretario/a municipal –ahora vacante tras la jubilación del anterior- con un perfil especializado en urbanismo y que cumpla el requisito lingüístico. Así lo ha anunciado hoy el alcalde de la ciudad, José Benlloch, quien ha explicado que como parte de uno de los ejes del nuevo presupuesto de 2020 -el de la reorganización de la plantilla municipal- se ha decidido establecer unos méritos específicos para esta plaza de funcionario habilitado nacional acordes con las necesidades y retos de la ciudad de cara a los próximos años.

Por ello, el equipo de gobierno ha optado por acudir al concurso ordinario para cubrir este puesto vacante, de manera que “la ley nos permite establecer unos criterios específicos, que hemos decidido que sean dos: la especialización en urbanismo y el requisito lingüístico”. Benlloch detalla, por un lado, que “el secretario municipal será una pieza clave en decisiones importantes para el futuro de la ciudad a nivel urbanístico, como la modificación de las normas urbanísticas que se está tramitando en la Conselleria”. Además, el primer edil ha recordado que “el 70% de la conflictividad local viene dada por el urbanismo heredado del PP y tenemos tres PAI decisivos para el futuro que deben redefinirse y reimpulsarse como son Espai Vila-real, el polígono de la carretera de Onda y el PAI residencial del Madrigal”. 

De esta manera, los méritos específicos establecen hasta un máximo de 1,5 puntos en la valoración “por haber cursado másteres o posgrados impartidos por escuelas o institutos de Administración Pública o por universidades en las materias de ordenación del territorio o urbanismo, que hayan incluido el estudio de las peculiaridades normativas propias de la legislación autonómica valenciana”.

Del mismo modo, en cuanto al requisito lingüístico, Benlloch ha justificado que Vila-real “es una ciudad que defiende el valenciano” y que fue pionera en 1995 en contar con un servicio de promoción de la lengua, que después se convirtió en la Concejalía de Normalización Lingüística, que en la actualidad cuenta con tres funcionarias. El alcalde ha recordado que en el tema de la defensa del valenciano “ha habido siempre consenso político entre los grupos municipales” y por ello “somos un referente y queremos que el secretario/a municipal conozca y hable nuestra lengua”. Así, la persona que acceda a la plaza deberá contar con conocimientos de valenciano grado medio, nivel C1, acreditados mediante certificado u homologación de la Junta Qualificadora de Coneixements de Valencià (JQCV).

Benlloch ha explicado que estos méritos específicos deben estar aprobados antes del próximo 10 de febrero para poder optar al concurso ordinario de manera que la previsión es elevar esta aprobación al pleno el próximo viernes 17 de enero,  fecha que se baraja para la aprobación del presupuesto municipal de 2020.

Por otro lado, el alcalde también ha señalado que las bases de ejecución de dicho presupuesto incluirán mejoras en la gestión económica municipal entre las que ha destacado una nueva normativa “más estricta y con más controles” sobre las indemnizaciones a funcionarios y altos cargos del Ayuntamiento por viajes, asistencia a cursos,…; también se modifica la operativa contable para “simplificar trámites” y “pagar antes a los proveedores”; y finalmente se establecen “mayores garantías para controlar que se haga el mínimo gasto sin disponer de la consignación necesaria”.

Subir