9 de marzo de 2021 9/3/21

Vila-real deriva por primera vez personal del programa de inserción laboral de personas con diversidad funcional a entidades sociales de la ciudad

  • Los 13 beneficiarios se han incorporado a departamentos del Ayuntamiento, a la Fundación Caja Rural así como a las asociaciones Cruz Roja y Acudim

Los 13 beneficiarios del programa de inserción socio-laboral para personas con diversidad funcional que impulsa el Ayuntamiento de Vila-real junto a la Fundación Caja Rural se han incorporado ya a sus puestos de trabajo y por primera vez en esta segunda edición se ha derivado también personal a entidades sociales de la ciudad. Así lo ha explicado el concejal de Servicios Sociales, Álvaro Escorihuela, quien ha detallado que dos de los participantes desarrollarán tareas en Cruz Roja mientras que otra persona ha sido derivada a la asociación Acudim como “una manera de colaborar para suplir las necesidades de personal que tienen estas entidades y al mismo tiempo ayudar a la inserción de estas personas con capacidades especiales, potenciando sus habilidades y formación para su desarrollo personal y laboral”.

Escorihuela recuerda que en esta segunda convocatoria del programa también se ha ampliado de 9 a 13 los beneficiarios, todos ellos personas con una discapacidad reconocida superior al 33%. Seis de los participantes han sido adscritos a diferentes departamentos y espacios municipales: Servicios Públicos, Ordenanzas, Cementerio, Casa dels Mundina, Auditorio Municipal Rafael Beltrán Moner y Museo de la Ciudad Casa de Polo. Realizarán funciones de ordenanza y personal auxiliar en estas dependencias.  Por otro lado, cuatro personas desarrollarán su trabajo en la Fundación Caja Rural Vila-real.

El programa tendrá una duración de 8 meses y los usuarios trabajarán media jornada con un salario de 500 euros mensuales. Los beneficiarios recibieron una formación previa en la Biblioteca Universitària del Coneixement (BUC) antes de incorporarse a sus puestos.  

El edil de Servicios Sociales remarca que “en su primera edición, este programa resultó una experiencia muy positiva tanto para las personas beneficiarias como para el propio Ayuntamiento, por la gran labor que realizaron, de manera que hemos apostado por reeditar la experiencia, de la mano de la Fundación Caja Rural, para seguir ofreciendo una oportunidad laboral a personas con diversidad funcional y trabajar por su plena inserción en la sociedad".

El programa se enmarca en el convenio anual entre el Ayuntamiento y la Asociación XiCaEs, dependiente de la Fundación Caja Rural, para la atención e inserción de personas con capacidades especiales, dotado con 30.000 euros.

 

Subir