3 de junio de 2020 3/6/20

La Semana Santa suspende todos los actos públicos y procesiones y aplaza el ‘Laqvima Vere’ hasta nueva fecha por determinar

La Semana Santa suspende todos los actos públicos y procesiones y aplaza el ‘Laqvima Vere’ hasta nueva fecha por determinar - (foto 1)
  • El Ayuntamiento de Vila-real habilita 12 líneas telefónicas para la atención ciudadana, tras cerrar al público las oficinas municipales, y facilita la flexibilización y movilidad de los funcionarios locales

La Semana Santa de Vila-real, declarada de Interés Turístico Provincial, suspende todos sus actos públicos y procesiones, ante la emergencia sanitaria del COVID-19 que ha supuesto la declaración del estado de alarma. Tras el decreto del obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, Casimiro López, la Junta Central de Semana Santa, en diálogo con el Ayuntamiento y el párroco de la arciprestal y vicario de la diócesis, mosén Javier Aparici, han acordado la suspensión de todos los actos públicos, tanto procesiones como la representación musical de la Pasión Laqvima Vere, organizada por el consistorio, que se aplaza hasta nueva fecha por determinar.

El decreto del obispado, firmado esta misma mañana, establece la suspensión de todos los actos públicos previos y procesiones de la Semana Santa en toda la diócesis, si bien puntualiza que se mantendrá la celebración litúrgica “aunque haya que celebrarla sin asistencia de público”. La decisión afectará directamente a los más de 2.500 cofrades de las 10 cofradías y hermandades con que cuenta la Semana Santa vila-realense, una de las más antiguas de la provincia documentada al menos desde 1546. La antigüedad, sumada a la imaginería, la elevada participación y afluencia de público, ha llevado a solicitar, este mismo año, la declaración de Fiesta de Interés Turístico Autonómico.

“La Semana Santa de Vila-real es de una belleza y un arraigo incuestionables, pero, en estos momentos de emergencia nacional, debemos actuar con responsabilidad y ejemplaridad. Por eso, queremos agradecer a la Junta Central, el vicario general y el obispado la colaboración con las autoridades sanitarias al adoptar una decisión que es dolorosa para todos, pero absolutamente imprescindible dadas las circunstancias”, valora el concejal de Turismo, Diego A. Vila.

El estado de alarma por el COVID-19 ha supuesto también hoy la suspensión de la atención presencial en dependencias públicas, como la oficina de SEPE o la Seguridad Social, además de privadas, como es el caso de la asistencia a emprendedores de los Viveros de la Cámara de Comercio en Vila-real, que prestarán su labor de orientación de manera telefónica y telemática. En el caso de las oficinas municipales, esta mañana ha entrado en vigor el cierre presencial de las dependencias del Ayuntamiento y la habilitación de 12 líneas de teléfono para atender las consultas, necesidades y dudas ciudadanas. De estas líneas, cuatro están atendidas por personal de Servicios Sociales para dar una respuesta rápida y eficaz a las demandas vecinales en este ámbito. Todas las líneas están canalizadas a través del teléfono general del consistorio, 964547000.

Tras abordar la situación en los diferentes departamentos, el alcalde, José Benlloch, ha emitido una circular con medidas laborales extraordinarias, entre las cuales destacan la flexibilización absoluta de horarios y la movilidad de los puestos de trabajo y funciones, de acuerdo a las propuestas de los concejales y jefes de departamento. “Por supuesto, todo esto lo hacemos cumplimiento estrictamente con todas las medidas de seguridad y salud pública decretadas por las autoridades competentes, a la espera de recibir nuevas instrucciones de las autoridades competentes fijadas por el Real Decreto de declaración del estado de alarma. Los vila-realenses deben saber que tienen al Ayuntamiento y a todos los trabajadores públicos a su lado, para ayudarles y atenderles en todo lo que necesiten y superar, poniendo todos de nuestra parte, esta grave crisis”, señala Benlloch.

Para colaborar con la sociedad civil en el reto de hacer frente a la emergencia social y sanitaria, principalmente en aquellos colectivos más desfavorecidos, la Policía Local está colaborando con entidades como Cáritas para que puedan seguir prestando sus servicios de asistencia social con las mayores garantías de seguridad. Por su parte, los vendedores del Mercado Central han puesto en marcha la iniciativa “Del Mercat a ta casa”, mediante la cual ofrecen la posibilidad de hacer la compra por teléfono o whatsapp, para llevarla directamente al domicilio de los clientes. Otra iniciativa para estos días de confinamiento ha surgido de la Concejalía de Juventud, con el diseño de un dibujo para colorear con el lema “Tot eixirà bé. Jo em quede a casa”.

Especial Coronavirus en Castellón, Valencia y Alicante

Especial Coronavirus en Castellón, Valencia y AlicanteEntrar en el especial
Subir