28 de febrero de 2021 28/2/21

Los programas dedicados a los menores de la Concejalía de Servicios Sociales realizan 1.500 atenciones en 2017 en Vila-real

Los programas dedicados a los menores de la Concejalía de Servicios Sociales realizan 1.500 atenciones en 2017 en Vila-real - (foto 1)

    Los programas de atención a menores que impulsa la Concejalía de Servicios Sociales han beneficiado a 1.500 niños y jóvenes a lo largo del año 2017. El concejal del área, Álvaro Escorihuela, ha hecho balance del anterior ejercicio centrándose en estos servicios centrados en la integración de los más pequeños.

    “Se trata de programas de atención a la infancia y la adolescencia que, en algunos casos son específicos para determinados perfiles y casos derivados por los técnicos del área, pero en otros están abiertos a todos los públicos, independientemente de su situación, ya que lo que se persigue es la integración de todos los niños”, afirma el edil.

    Uno de los servicios con mayor uso ha sido el Aplec de Temps Lliure, que “desde 2016 cuenta con tres modalidades, como son el de Pascua, el de Verano y el de Navidad”. En 2017 un total de 120 niños participaron en esta iniciativa durante la Semana Santa -50 de ellos hicieron uso del comedor y 10 de ellos del servicio de desayuno-, mientras que en Navidad fueron 100 los inscritos, de los que 30 se quedaron a comer y 10 a desayunar.

    “En verano es cuando mayor afluencia hay, puesto que también hay más plazas, de manera que en 2017 fueron 857 los participantes en los diferentes turnos”, indica Escorihuela. “De ellos, 397 hicieron uso del comedor, la mayoría (279) de forma gratuita, ya que en los últimos años se está aplicando la tarifa bonificada al 100% para quienes tienen dificultades, garantizando así una correcta alimentación todo el tiempo”, apunta. En este sentido, destaca el apoyo de la Generalitat, ya que “la ayuda que nos ofrece cubre una parte muy importante de los gastos que se generan con este servicio”.

    Por otro lado, el responsable del área destaca otros programas, como el Promou, de intervención comunitaria, cuyo objetivo es ofrecer un espacio de integración para los menores y sus familias. “En 2017 se realizó entre el 21 de junio y el 3 de agosto y en él participaron 16 menores de ocho a 14 años y 12 de entre 11 y 15 que ya habían estado en años anteriores, que se sumaron al campamento que en la última semana se realizó en el Mas de Borràs”, explica. A lo largo de todo el programa, los jóvenes participan en numerosas actividades de ocio dentro y fuera de la ciudad y en 2017, además, salieron de excursión a Assaltapins, Dinópolis y Aquarama. “Esta iniciativa requiere de un trabajo extra por parte de los técnicos, que hacen una gran labor”, asegura.

    El Centre Ziga-Zaga, ubicado en la casa de barrio de San Fernando, es otro de los servicios que a lo largo de todo el año –excepto en agosto- durante todas las tardes ofrece una alternativa lúdica para todos los niños de entre cinco y 12 años. “La media mensual que tenemos es de una quincena o veintena de niños participantes”, afirma.

    Por otro lado, el Servicio Especializado de Atención a la Familia y la Infancia (Seafi) ha atendido a 330 familias, “abordando múltiples problemáticas que necesitan de una atención especializada”, señala Escorihuela. “Contamos con una psicóloga y dos educadores sociales y una subvención por parte de la Generalitat”, añade. 

    Finalmente, el edil destaca el papel del Centre de Dia Espardenyers, que en 2017 ha atendido a 37 jóvenes de 16 a 18 años y, en algunos casos, a adolescentes de 16 a 18. “Muchos vienen derivados de los Servicios Sociales, otros del Seafi, otros por los institutos, así como por iniciativa propia y por otros motivos”, especifica, al tiempo que señala que cuentan con tres profesionales que se encargan del servicio, también subvencionado en un 90% por parte de la Conselleria.

    “Estamos satisfechos por haber podido atender a tantos niños y jóvenes gracias a unos servicios que, en parte son de prevención, que ayudan a que nadie se quede sin oportunidades y a la correcta integración de todos en nuestra sociedad”, concluye.

    Subir