28 de febrero de 2021 28/2/21

La Policía Local pone a 86 conductores a disposición judicial en 2018

    La Policía Local de Vila-real ha puesto a disposición judicial durante 2018 a un total de 86 conductores por presuntos delitos contra la Seguridad Vial. No disponer de permiso de conducción, negarse a someterse a las pruebas de alcohol y drogas o, principalmente, conducir bajo la influencia del alcohol, son las principales causas de las detenciones practicadas durante el pasado ejercicio.

    La Unidad de Atestados e investigación de accidentes, formada por 12 agentes especializados en la materia y equipada con recursos técnicos específicos, es la encargada de instruir este tipo de atestados. Según el balance de actividad de esta unidad, un total de 58 casos de los 86 puestos a disposición judicial por delitos contra la seguridad vial corresponde a personas que conducían bajo los efectos del alcohol, seguidos de 16 que no tenían el correspondiente permiso de conducción, seis que se negaron a someterse a las pruebas de alcohol y drogas y otros tres por conducción temeraria. Dos personas fueron detenidas por conducir bajo los efectos de estupefacientes y una, por imprudencia grave con resultado de lesiones.

    La Policía Local recuerda que, según el Instituto Nacional de Estadística, en la Comunitat Valenciana uno de cada cuatro ilícitos penales corresponden a este tipo de delitos, cuya competencia investigadora recae, en casco urbano, en las policías locales. Las penas previstas son de entre tres meses y un año de cárcel, en función del delito, multas de hasta doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad hasta 90 días, además de la retirada del permiso de conducción de uno a cuatro años.

    Subir