12 de diciembre de 2019 12/12/19

El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares recibe a los primeros turistas ornitológicos familiares del otoño

El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares recibe a los primeros turistas ornitológicos familiares del otoño - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares recibe a los primeros turistas ornitológicos familiares del otoño - (foto 2)
    El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares recibe a los primeros turistas ornitológicos familiares del otoño - (foto 3)

    El Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares gestionado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha recibido un grupo de 18 birdwatching o observadores de aves venidos de Valencia, Barcelona, Sagunto y Castellón para realizar una jornada de turismo ornitológico familiar de iniciación. El numeroso grupo formado por varias familias en primer lugar recorrió las playas de guijarros de Almassora y Burriana donde cría el chorlitejo chico (Charadrius dubius) y desemboca el río Mijares formando las tres goles, la gola sur, la norte y la honda. Los turistas ornitológicos no tuvieron la suerte de observar al chorlitejo chico pero sí que tuvieron la oportunidad de ver especies marinas como los charranes patinegros (Sterna sandvicensis), los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), un cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y varias gaviotas. Desde la playa de la desembocadura el grupo de Birding familiares se desplazó por la ruta verde hasta las lagunas artificiales del Paisaje Protegido.

    Por el camino pudieron observar otras especies más habituales como son los estorninos comunes (Sturnus vulgaris), varias lavanderas blancas (Motacilla alba), urracas (Pica pica), gorriones (Passer domesticus), jilgueros (Carduelis carduelis) y un cernícalo común (Falco tinnunculus). Los visitantes una vez en las lagunas hicieron una ruta circular por las tres balsas y más tarde accedieron a la torre de madera de observación. Desde allí pudieron ver a los habitantes más habituales de las lagunas como son fochas comunes (Fulica atra), las pollas de agua (Gallinula chloropus), un calamón (Porphyrio porphyrio) y un par de martines pescadores (Alcedo atthis) atravesando a toda velocidad el paraje. Después de disfrutar de más de 1 hora de observación privilegiada desde la torre mirador con prismáticos y telescopios el grupo se desplazó al observatorio de madera que da al río Mijares en la zona de Carniceros. Desde esta ubicación diferente el grupo pudo apuntar en sus libretas de aficionados a la ornitología otras especies como son los patos azulones (Anas platyrhynchos), el pato cuchara (Anas clypeata) y la cerceta común (Anas crecca ). "La desembocadura del río Mijares es un espacio muy útil y valioso para la conservación de determinadas especies de aves. Es difícil que los birdwhatching de gran nivel o expertos ornitólogos decidan visitarla para encontrar especies más emblemáticas, raras o más amenazadas, porque es un lugar pequeño y no es fácil encontrar esas especies. Pero en cuanto a la práctica e implantación del turismo ornitológico familiar o de iniciación es un lugar excelente y muy adecuado", indicó el director de Actiobirding, Virgilio Beltrán y responsable de guiar al grupo de aficionados. La visita de los 18 birding guiados por la empresa valenciana Actiobirding forma parte del proyecto Iberia confeccionado y promovido por la Sociedad Valenciana de Ornitología, SEO-Birdlife.

    Varios ambientes para la observación de aves

    El Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares ha experimentado un aumento del número de "birdwatching" o observadores de aves durante los últimos meses a lugares tan emblemáticos del tramo bajo del río como son las Golas o las lagunas artificiales. La facilidad a la hora de observar las diferentes especies de aves acuáticas en su medio están siendo clave para convertir la desembocadura del Mijares en un lugar de referencia provincial para el turismo ornitológico. Los cerca de 14 kilómetros en línea recta de Paisaje Protegido desde el puente de la CV-10 o autovía de la Plana hasta el Mediterráneo atesoran varios sitios importantes para la observación de las diferentes especies como son el bosque fluvial que crece en los dos márgenes del Mijares, la ruta botánica del Paisaje Protegido, las lagunas ubicadas en el margen izquierdo del río y las Golas del Mijares.

    ocultar
    El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares recibe a los primeros turistas ornitológicos familiares del otoño
    Subir