27 de septiembre de 2020 27/9/20

Las obras del techo del colegio José Soriano de Vila-real comenzarán este mes y se ejecutarán en tres etapas para garantizar la seguridad y el desarrollo de las clases

    El Ayuntamiento de Vila-real ha adjudicado ya los trabajos de reparación del techo del colegio José Soriano, un proyecto que se financia con cargo al Plan Edificant de la Generalitat Valenciana con el objetivo de solucionar los problemas estructurales en la cubierta de este centro educativo inaugurado en 2011. La concejala de Educación, Aida Beteta, ha confirmado que las obras comenzarán en pocos días –previsiblemente el próximo 9 de diciembre si no se produce ningún contratiempo- y su ejecución se ha planificado, en consenso con la dirección del centro y la comunidad educativa, para que no afecte al normal desarrollo de las clases y para garantizar la seguridad de los escolares.

    Así, la previsión que baraja la Concejalía de Educación es que los trabajos arranquen el próximo día 9 de diciembre y se lleven a cabo en tres etapas: en la primera se actuará en el techo del gimnasio; seguidamente se procederá a acometer la reparación de la cubierta del comedor, una fase que, tal y como ha explicado Beteta se realizará “aprovechando las vacaciones de Navidad”. Finalmente, en la tercera etapa se completarán las obras en el resto del edificio. El plazo total de ejecución de las obras es de dos meses.

    La concejala de Educación ha recordado que la planificación de las obras se ha abordado en consenso con la dirección y la AMPA del colegio José Soriano. Cabe señalar que el Ayuntamiento de Vila-real ha asumido la tramitación del proyecto, adjudicado por un importe de 180.231 euros, IVA incluido, pero la financiación corre a cargo de la Generalitat Valenciana, ya que esta obra está incluida en el Plan Edificant de la Conselleria de Educación.

    El colegio José Soriano, inaugurado hace sólo ocho años, fue ejecutado durante el gobierno del Partido Popular en la Generalitat Valenciana por la empresa pública Ciegsa, que está siendo investigada por la Justicia por presuntas irregularidades y sobrecostes en la construcción de centros educativos en toda la Comunitat Valenciana. Con un coste de 4,6 millones, a pesar de ser construido a base de paneles prefabricados, su cubierta ha causado numerosos problemas de goteras y filtraciones, especialmente los días de lluvia.

    Subir