7 de marzo de 2021 7/3/21

Compromís exige al Gobierno que cumpla la Ley de Memoria Histórica

    El grupo municipal de Compromís per Vila-real ha presentado una moción para exigir al Gobierno central que cumpla con la Ley de Memoria Histórica y, además de retirar cualquier símbolo franquista, ilegalice la Fundación Nacional Francisco Franco, así como el inicio de la búsqueda de las víctimas enterradas en cunetas.

    El concejal Santi Cortells recuerda que "el 14 de abril de 1931, España se convertía por segunda vez en República, un período que duró hasta el 1 de abril de 1939, cuando finalizó la Guerra Civil, inicio de la dictadura franquista, que acabó con la transición y el paso a la democracia, tras la muerte del dictador en 1975". "El resto de Europa vivía en aquel entonces un momento convulso, con el auge del nazismo, convirtiéndose Adolf Hitler en führer del Tercer Reich alemán entre 1933 y 1945, momento en el que, tras perder la II Guerra Mundial, se suicidó", explica Cortells. No obstante, tal y como indica el edil nacionalista, "la diferencia es que los líderes nazis fueron juzgados y condenados y su ideología fulminada de la sociedad, mientras que en España los torturadores y asesinos siguieron campando a sus anchas, ya que ni siquiera se les investigó".

    "El esfuerzo de devolver la dignidad a las víctimas realizado en Alemania contrasta con la situación en el Estado español, donde los muertos continúan en las cunetas y los familiares los continúan buscando", manifiesta. Asimismo, pone de manifiesto el contraste entre ambos países en cuestiones como la simbología. "En Alemania la esvástica, símbolo nazi por excelencia, o cualquier otro símbolo están duramente castigados por ley, mientras aquí no solo se permite la bandera con el águila imperial, sino que además la simbología nazi, como la cruz gamada, no está penada", indica. "Además", añade, "la Fundación Francisco Franco sigue en marcha para difundir la memoria del dictador y durante los años del gobierno de Aznar recibió subvenciones públicas". El mantenimiento del Valle de los Caídos –mausoleo del franquismo- cuesta 750.000 euros cada año y, a ello se suma la petición que la nieta mayor del dictador realizó recientemente para solicitar el ducado de su abuelo y ser una grande de España.

    "Durante el gobierno de Zapatero se aprobó la Ley de Memoria Histórica, en la que se aprobaron una serie de medidas para compensar a las víctimas directas o indirectas del franquismo, además de eliminar de las calles las simbologías fascistas, con una partida presupuestaria de 0 de euros", remarca.

    Según dicha legislación, las administraciones públicas deben retirar los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura, incluyendo la retirada de subvenciones o ayudas públicas. Además, se prevé la colaboración del Gobierno con municipios y comunidades autónomas en la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la dictadura para mantener aquellas piezas que sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados o cuando concluyan razones artísticas, arquitectónicas o artisticoreligiosas protegidas por la Ley.

    "Nos encontramos en el año 2018, en pleno siglo XXI y tenemos que volver a reclamar al Gobierno central que cumpla la Ley y cambie todas las calles con nombres franquistas, elimine las placas fascistas e inicie la búsqueda por las cunetas de todas aquellas personas fusiladas por pensar diferente", exige el edil de Compromís. "Además, la Fundación Francisco Franco debe ser ilegalizada y el Gobierno deberá estudiar y guardar la documentación que la entidad tiene relativa a acciones políticas del dictador y reclamamos un informe del Consejo del Estado sobre el ducado de Franco, así como de todos los títulos nobiliarios relacionados con el dictador u otorgados por el dictador para eliminarlos", concluye.

    Subir