5 de diciembre de 2020 5/12/20

Benlloch convoca a los grupos municipales a una reunión informativa con Reciplasa para abordar la gestión de las basuras “con transparencia y corresponsabilidad”

Benlloch convoca a los grupos municipales a una reunión informativa con Reciplasa para abordar la gestión de las basuras “con transparencia y corresponsabilidad” - (foto 1)

    El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha convocado hoy a la Junta de Portavoces municipal a una reunión informativa telemática con la empresa pública Reciplasa, de la que forma parte el Ayuntamiento, para abordar la problemática de las basuras, su tratamiento y eliminación, que en los últimos años ha supuesto un sobrecoste para Vila-real de más de 600.000 euros. La reunión, que se enmarca en las sesiones informativas que Reciplasa impartirá en diferentes municipios, ha contado también con la participación del presidente de la entidad, Ignasi Garcia.

    “La gestión de las basuras es una cuestión de enorme impacto ambiental y económico, que debe abordarse con soluciones a largo plazo. Las decisiones que se están adoptando en Reciplasa en estos momentos y los planes de futuro de la empresa de la que forma parte Vila-real afectarán a diferentes corporaciones, a 10 y 20 años vista. Por eso, es particularmente importante que todos los grupos municipales, de diferente signo político, puedan estar informados de la situación, con la máxima transparencia”, explica Benlloch. “Es necesario que todos nos corresponsabilicemos en la gestión de las basuras y las decisiones que, para garantizar el correcto tratamiento y el menor impacto ambiental y económico, se están adoptando ahora pero tendrán claras repercusiones en el futuro”, agrega el alcalde.

    En la reunión, Reciplasa ha informado a los grupos de los proyectos de futuro de la entidad y la evolución del tratamiento de residuos sólidos urbanos en la planta de la sociedad, así como del incremento de los costes derivado de la colmatación del vertedero de Onda y el envío de las basuras en camiones a plantas de otras comunidades. Esta circunstancia, a la espera de poder ampliar el vertedero de Onda, ha supuesto un encarecimiento progresivo de los costes que supera los 600.000 euros.

    Subir