elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis

El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 2)
    El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 3)
    El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 4)
    El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 5)
    El Crucificado sale a las calles de Torrevieja en Vía Crucis - (foto 6)

    Un año más, coincidiendo con el penúltimo viernes del tiempo de Cuaresma, la venerada imagen del Cristo Crucificado salió a las calles de Torrevieja en Vía Crucis. Pese a las malas condiciones y pronóstico meteorológico desfavorable, centenares de personas quisieron acompañar al Señor en su subida a la plaza del Calvario, que en esta ocasión se produjo por primera vez sobre una nueva parihuela de forja, a diferencia de otras en las que su procesionar ha sido únicamente con la imagen o también sobre su trono cincelado en plata en los talleres de la Viuda de Villarreal de Sevilla. Dos horas justas estuvo el Cristo Crucificado por las calles de Torrevieja, en un Vía Crucis que fue presidido por el vicario de la Inmaculada, Pedro Payá.

    Lo que volvió a resultar sobresaliente fue el acompañamiento del coro Maestro Ricardo Lafuente que, tal y como ya hizo el pasado 2014, este año volvió a formar parte de la liturgia de este ejercicio cuaresmal, interpretando, estación por estación, las catorce que compuso en 1982 el propio Lafuente Aguado para conformar el “Vía Crucis” que regaló a la Junta Mayor de Cofradías, entonces recién fundada. El director del coro, Aurelio Martínez, fue felicitado por muchas personas al finalizar el itinerario, animándoles a que ya no quede desligada esta salida del Crucificado -previa a la Semana Santa- sin la música de esta composición. Además, y como ya es habitual, a la llegada al Calvario, también intervino la Agrupación Coral Manuel Barberá, bajo la dirección de Sergey Larkin.

    El miércoles antes, la imagen quedó preparada tras el Acto Solemne de descendimiento del Cristo Crucificado desde su altar en la Parroquia de la Inmaculada. En el oficio, cantado por la coral Francisco Vallejos dirigida por Aníbal Cano, se impusieron las cruces a los más de 40 nuevos miembros de la Cofradía. Además, se entregaron diplomas de agradecimiento a cuatro costaleros que llevan portando sobre sus hombros al Crucificado durante los últimos 25 años. Un ceremonial que concluyó con un prolongado y multitudinario besapié por el que pasaron, en fila de dos, centenares de fieles y devotos. La cofradía también se reunirá hoy, a las 20.00 horas en una Vigilia de Oración ante la imagen titular, y ya mañana domingo 22, a las 12 del mediodía se celebrará la Eucaristía Anual.

    Subir