26 de mayo de 2020 26/5/20

La Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillente eligen un año más Torrevieja para celebrar sus jornadas de convivencia

La Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillente eligen un año más Torrevieja para celebrar sus jornadas de convivencia - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos de Crevillente eligen un año más Torrevieja para celebrar sus jornadas de convivencia - (foto 2)

    El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, junto al Diputado provincial de Turismo, Joaquín Albaladejo, recibió ayer domingo, 14 de septiembre, en el recinto portuario, junto a los Museos Flotantes de la localidad, al concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Crevillente, Rafael Candela, que encabezaba la expedición que, con motivo de las Jornadas de Convivencia, la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos “San Francisco de Asís” celebra anualmente en la ciudad de Torrevieja con los cargos festeros de 2014. A la expedición estuvo formada por sus seis Reinas Cristianas, seis Reinas Moras, el Capitán Cristiano y el Capitán Moro.

    Acompañados por el concejal de Cultura y Turismo de Torrevieja, Luis María Pizana, la concejal de fiestas, Lola Sánchez Roca y la Reina de Sal, Saray Sánchez, visitaron el pailebote Pascual Flores, el submarino Delfín y la patrullera Albatros, guiados por el coordinador de Museos, Rafael Aracil. Durante la visita, y en un sencillo acto José Ángel Asencio Alfaro, Presidente de la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos, fue el encargado de entregar al concejal de Cultura y Turismo el cartel y el libro oficial de las Fiestas de Moros y Cristianos de este año 2014 e invitó a todos ellos a visitar Crevillente durante las próximas Fiestas.

    Por su parte, el Ayuntamiento torrevejense obsequió a los visitantes con lotes turísticos de la ciudad. Una vez concluida la visita, la expedición crevillentina, acompañada por Luis María Pizana y la Reina de la Sal, realizó una travesía por la bahía y la costa de Torrevieja, a bordo de una de las clásicas “golondrinas” que realizan este trayecto a diario.

    Subir