3 de marzo de 2021 3/3/21

Compromís por Torreblanca enviará un informe a la comisión de seguimiento del pacto antitransfuguismo a Madrid

  • El grupo municipal preguntará al PSOE si la renovación del pacto antitransfuguisme es un tema serio o un simple postureo

Compromís por Torreblanca ha presentado una moción por urgencia al pleno de noviembre para que el ayuntamiento de Torreblanca se manifieste a favor del renovado pacto antitransfuguisme y, en consecuencia, retira las delegaciones que ha dado a Maria Ferrando i Antonio Martínez, tránsfugas del PP. Es la segunda vez que se desestima el debate de la moción, siempre por el voto de calidad de la alcaldesa, circunstancia “intolerable”, puesto que Maria Josefa Tena pertenece al PSOE, partido que capitanea la renovación del pacto antitransfuguismo.

Ante esta situación, la portavoz municipal de Compromís, Míriam Pañella, se pregunta si “la propuesta de renovación de este pacto que ha hecho el PSOE es sincera o solo está destinada a dar solución a los problemas que su socio de gobierno a Madrid, Unidas Podamos, tiene para controlar las confluencias, como ha pasado con Teresa Rodríguez y ocho diputados más de Adelante Andalucia”.

Compromís por Torreblanca está dispuesto a que esta pregunta quede totalmente clara, y el PSOE tendrá que actuar en favor o en contra de Tena. Míriam declara que “ya estamos completando el informe que recibirá el portavoz de Comprmís en el Congreso, Joan Baldoví, para que tenga entrada en la misma Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguisme a Madrid”.

Compromís considera la situación del gobierno municipal de Torreblanca es totalmente inmoral, “más cuando lo hace una alcaldesa que sufrió en su partido un caso igual de transfuguismo por el cual en cada pleno, el PSOE, hacía dos minutos de silencio”.

Compromís ha presentado la moción después de la sentencia que confirma que tanto Ferrando como Martínez son ediles no adscritos y no tienen ningún grupo en el Ayuntamiento. En relación a la defensa que hizo en pleno la alcaldesa afirmando que “no son tránsfugas, que la sentencia el que dice es que son no adscritos”, Míriam afirma que “la alcaldesa nos considera ignorantes a nosotros y en todo el pueblo, puesto que la condición de no adscritos se logra precisamente con la expulsión o abandono del grupo formado por los componentes de la candidatura por la que se presentaron a las elecciones”.

Muy curiosa fue la votación, en ese mismo pleno, de la moción presentada por el PP en contra de la nueva ley de educación, la llamada ley Celaá. Solo los ediles del PSOE y Compromís votaron en contra y el otros socios de gobierno, incluyendo los tránsfugas, votaron a favor. “El PSOE de Torreblanca tendría que mirar con quién está gobernando”, concluye Míriam Pañella.

Subir