29 de octubre de 2020 29/10/20

La familia de Camilo Albert dona a Sueca el manuscrito original que contiene las memorias escritas por su viuda

    El próximo martes 14 de abril, la ciudad de Sueca recibirá, de manos de sus familiares, el manuscrito original que contiene las memorias escritas por la viuda de Camilo Albert Redondo, nacido en Sueca en 1896 y conocido “por la actitud inconformista que siempre mantuvo ante las clases sociales más poderosas, que pronto le hicieron objeto de persecución”, tal y como relata Joan Antoni Carrasquer en su libro “Personatges històrics suecans. Diccionari Biogràfic”. Albert desempeñó, además, las funciones de concejal en el Ayuntamiento de Sueca en el año 1936. Las memorias fueron escritas por su mujer, Matilde Gras, años después de que fuera fusilado en Gandía, el 7 de agosto de 1939. “Quiso escribirlas para contar todo lo que había pasado en aquella época tan convulsa, y dejar una constancia a sus hijos y nietos”, señala Enric Alforja, auxiliar del Archivo Municipal de Sueca.

    Posteriormente, en la década de los 80, las memorias fueron utilizadas para publicar el número 2 de la revista Quaderns de Sueca. Joan Fuster y Salvador Vendrell escribieron un monográfico basado en este manuscrito. “En la introducción de este número de la revista, Fuster y Vendrell señalaban la importancia de estos documentos como complemento a la historia oficial. Aquí, en el Archivo Municipal, guardamos la historia oficial del Ayuntamiento de Sueca, mientras que documentos como éste, que nos van a donar ahora, reflejan el punto de vista de una familia suecana sobre todos los acontecimientos históricos que sufrieron durante la Dictadura de Primo de Rivera, la II República y la Guerra Civil”, afirma Alforja.

    El próximo 14 de abril, coincidiendo con el aniversario de la proclamación de la II República por deseo de la familia de Camilo Albert, tendrá lugar el acto protocolario de donación de este manuscrito original a la ciudad de Sueca. Será a las 19 horas, en el Salón de Plenos. Las Memorias, pese a estar bien conservadas, han sido restauradas para reunir en un mismo libro todas las hojas manuscritas.

    Subir