25 de marzo de 2019 25/3/19

Cerca de tres millones de euros podrán destinarse a completar nuevos proyectos del Equipo de Gobierno

El concejal de Hacienda, Enric Ariño, ha querido explicar a la ciudadanía la situación actual de las cuentas del Ayuntamiento de Sagunto. Ariño explica que una vez liquidado el presupuesto de 2018, al igual que ocurre siempre, se observa que hay una cantidad de dinero presupuestado que no se ha gastado el año pasado. Según Ariño, “son partidas económicas que pasan de un ejercicio a otro, la mayor parte de las cuales corresponde a inversiones.” Para comprender la magnitud de esta liquidación es conveniente clasificarla en tres grandes bloques: 


El primer bloque lo constituyen las inversiones (obras o compras de inmuebles) que están ejecutándose y que por lo tanto serán pagadas cuando se produzca la certificación de las obras, es decir se trata de dinero comprometido para abonar a los proveedores, por su cuantía económica. Cabe citar entre otras la adecuación de las pistas de atletismo, el carril bici en la zona de la avd. Albert Einstein, la rehabilitación del Centro de Planificación Familiar de Puerto de Sagunto o el Centro de Salud de Almardà, la mejora de aceras, la compra del edificio para transformarlo en Casal Jove, las obras en el polígono INGRUINSA, etc., algunos de ellos a fecha de hoy ya están terminados y pagados, pero no el día 31 de diciembre que es cuando se cerró el ejercicio. 


En segundo lugar, Ariño ha manifestado que otras cantidades de dinero se corresponden a inversiones que “están en proceso de licitación, que van a ser adjudicadas en unas semanas, o que incluso van a comenzar las obras en unos días, entre las que destacaría la Ronda Norte que unirá el Barrio de San José con la playa del Port, obras que comenzarán en un par de semanas, el Sender Blau que ya está en el trámite de adjudicar las obras a una empresa, compra de material informático, etc.”. 


En el tercer bloque de inversiones no ejecutadas se corresponde a aquellas que están en trámite. Aún no se han licitado pero están en proceso de aprobación de los pliegos de licitación y que en breve serán licitadas, entre estas cabe destacar la rehabilitación del Grau Vell, cantidad que asciende a 1.361.000 euros, el pabellón del SUNP VI situado junto al cementerio de Puerto de Sagunto que contaba con una cantidad, en el 2018, de 363.000 euros, el IES 5, la adecuación del Col·legi Sant Cristòfol, el edificio multiusos para entre otras cosas el baile del major a Sagunt, etc. 


Entre las inversiones, cuyo ritmo de ejecución depende de terceros, están las cuotas de urbanización, gastos que no se han ejecutado, pero no son propiamente inversiones realizadas por el ayuntamiento si no que son obligaciones a las cuales el ayuntamiento tiene que hacer frente como propietario de suelo en programas de urbanización; estas cuotas ascienden a los 3,8 millones de euros, dinero que debe estar presupuestado desde el primer día. 


“Aunque no es excusa, es cierto que ha habido un cierto retraso genérico, motivado por la nueva ley de contratos que ha complicado la tramitación de todos los expedientes desde el punto de vista administrativo, esto se hace para salvaguardar toda la gestión y la prudencia en el dinero público y la transparencia”, ha asegurado Ariño. El concejal de Hacienda ha aclarado que “la modificación de esta ley de contratos se hizo, precisamente, por el mal uso que se hizo de la anterior ley por parte de partidos que gestionaban dinero público y que, debido a esta mala gestión, ha habido y hay juicios pendientes con culpables. Si bien la nueva ley es una trasposición de la norma europea, aquí la han complicado de tal manera que ha hecho que se ralentice todo. En el espíritu del legislador está la voluntad de eliminar la corrupción que se había instaurado en el partido gobernante en diversos niveles de la administración”. 


También el delegado de Hacienda, hace referencia a partidas que, como todos los años, se presupuestan pero no se acaban ejecutando “como es el caso del departamento de Personal donde se presupuesta la plantilla que hay en teoría y que hay que dotar económicamente aunque después no se puedan cubrir esos puestos de trabajo porque el gobierno no autoriza que se convoquen todas las plazas, esto genera un superávit al que después ya se le dará un uso adecuado”. 


Finalmente, según Ariño quedaría la partida que no tiene un uso específico, que es de donde se abonan las facturas pendientes de pagar del ejercicio del 2018 porque entraron tarde en la contabilidad y que irán en detrimento de ese remanente de tesorería general. “Cuando descontamos todo esto, calculamos que entre dos o tres millones de euros podrán ser destinados a completar nuevos proyectos, de los muchos que tiene el Equipo de Gobierno o también podremos destinarlo a otros usos que ya determinaremos”, ha concluido Enric Ariño.

Inserción de comentarios desactivada temporalmente

En estos momentos, el sistema de inserción de comentarios está temporalmente desactivada por cuestiones de actualización y mantenimiento.

En breve volverá a estar activo.

Disculpen las molestias.

Uso de cookies
En nuestro sitio web hacemos uso de cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, a corde a nuestra política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.