23 de noviembre de 2020 23/11/20

El Ayuntamiento de Sagunto instará al Gobierno y a la Generalitat a que agilicen e inicien los trámites para legalizar y homologar las mascarillas transparentes

El Ayuntamiento de Sagunto instará al Gobierno y a la Generalitat a que agilicen e inicien los trámites para legalizar y homologar las mascarillas transparentes - (foto 1)
  • Esta y otras medidas en favor del colectivo de personas sordas se han aprobado por unanimidad en el Pleno de la Corporación de octubre para asegurar el fortalecimiento de los principios de igualdad e inclusión real de este colectivo

El Pleno de la Corporación Municipal de Sagunto ha aprobado, en la sesión celebrada ayer de manera telemática, una serie de medidas en favor del colectivo de personas sordas para asegurar el fortalecimiento de los principios de igualdad e inclusión real de este colectivo. La moción presentada conjuntamente por el PSOE y el PP, y defendida por los concejales Javier Timón y Sergio Muniesa, ha sido aprobada por unanimidad.

Concretamente, se ha aprobado instar al Ministerio de Sanidad y a la Conselleria de Sanidad Universal que agilicen e inicien los trámites pertinentes para la legalización y homologación de mascarillas transparentes, del tipo auto filtrante tipo FFP2 y FFP3.

Además, se solicita que una vez cumplimentados todos los trámites se promocione e implante la utilización de estas mascarillas en las diferentes actividades comerciales, asistenciales, etc. de cara al público del municipio y, en concreto, entre el personal del Ayuntamiento de Sagunto y sus entes dependientes que realizan atención a personas sordas.

También se insta a las dos administraciones a iniciar los procesos necesarios para permitir el uso de estos modelos de mascarillas transparentes entre el profesorado y alumnado para el fácil entendimiento de las personas sordas, así como la incorporación inmediata de la figura del intérprete de signos en las aulas. En este sentido, y a propuesta de IP cuando hayan sido autorizadas y homologadas, se solicitará al propio Ayuntamiento de Sagunto y a la Conselleria de Educación a que repartan mascarillas transparentes en las escuelas.

Asimismo, y a propuesta de Compromís se pide al Congreso de los Diputados y al Gobierno de España que realice los trámites administrativos y legislativos pertinentes para reducir el IVA de los productos de higiene y protección básica al 4% para hacer frente a la COVID-19. Esto afectará a las mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos, entre otros.

Con esta aprobación también se solicita a la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) que subtitule los contenidos emitidos por la televisión valenciana À Punt para que la comunidad sorda pueda seguir cualquier información de interés general y de carácter informativo, así como a Ferrocarriles de la Generalitat a introducir nuevos modelos comunicativos como la instalación de paneles electrónicos o visuales para emitir avisos e informaciones de manera que estos no sean difundidos únicamente en señal acústica.

Igualmente, se solicitará a la Generalitat y al Gobierno de España que instale los medios adecuados, tales como altavoces o paneles electrónicos, en aquellos espacios públicos que debido a la pandemia cuenten con elementos como mamparas de metacrilato o cristales que dificultan la comunicación con las personas que padecen hipoacusia, así como asegurar que los espacios públicos sean plenamente accesibles para las personas que padecen pérdidas de audición y priorizar la atención presencial, siempre que la emergencia sanitaria lo permita, en cualquier servicio público a los que acudan personas que sufren sordera.

Todas estas medidas vienen motivadas porque el colectivo de personas sordas tiene la capacidad y la oportunidad de llevar una vida normal en aspectos como la educación, el trabajo o el ámbito social con la posibilidad de una vida independiente. En este sentido, el Pleno Municipal, como en otras ocasiones, reivindica y defiende los derechos de las personas sordas para llegar a conseguir la igualdad de oportunidades, en lo que se refiere a las condiciones y obtención de los mejores resultados en todas las esferas de la vida, para asegurar la accesibilidad a la comunicación y el respeto a su condición bilingüe.

Pero, la situación sanitaria causada por la pandemia de la COVID-19 ha originado un nuevo contexto que ha obligado a adoptar medidas excepcionales para contener la transmisión del virus. Entre los acuerdos en materia de Salud Pública destaca el uso obligatorio de mascarillas, para personas mayores de seis años, como medida de prevención para minimizar los contagios entre la población. En España, más de 1 millón de personas mayores de seis años sufren discapacidad auditiva, lo que supone el 8% de la población. Un 10% se comunica a través de la lengua de signos y lectura labial, colectivo que ha encontrado grandes dificultades comunicativas por culpa del uso obligatorio de la mascarilla que entorpecen el desarrollo de sus actividades y su desarrollo personal, lo que supone una nueva barrera para su integración.

Es por ello, que diversas organizaciones y movimientos asociativos demandan mascarillas transparentes que faciliten la lectura labial y la percepción de la expresión facial en su conjunto ya que, aunque existan medidas alternativas como las mamparas de separación y/o las distancias de seguridad, el rechazo a retirarse la mascarilla supone un verdadero inconveniente. Actualmente, las mascarillas transparentes se han convertido en una solución real y efectiva como elemento de seguridad e inclusivo que ampara ambos objetivos como son por un lado la prevención, como cualquier otra mascarilla, y por otro, facilitar la lectura de labios.

La comercialización de estos modelos de protección debe cumplir con la debida homologación, actualmente en proceso, para asegurar características técnicas y biosanitarias, tales como la respirabilidad, seguridad, y sostenibilidad. Asimismo, estos elementos de protección personal deben tener un precio asequible para la mayoría de población y dar prioridad a su uso en los puestos de atención pública, así como en aulas y centros en los que haya personas sordas.

Por otra parte, cabe tener en cuenta que, tras la declaración del Estado de Alarma, se han multiplicado los servicios de atención telefónica, un medio que supone numerosos obstáculos para las personas que sufren pérdida auditiva. Por esta razón, según la moción, es fundamental la implantación y promoción de servicios y entornos plenamente accesibles e inclusivos que aseguren el principio de igualdad en nuestra sociedad y no supongan una barrera, para lo que sería necesario el establecimiento de nuevos mecanismos de interpretación en los mensajes, más aún si cabe en estos tiempos en los que la información de los organismos públicos es constante y relevante para la salud de la ciudadanía. Para lograr ese objetivo, es importante incorporar el lenguaje de signos y subtítulos en los mensajes lanzados a la población a través de los medios de comunicación, como la televisión o las redes sociales.

Otras medidas para eliminar estas barreras sería promocionar el diseño y desarrollo de nuevas aplicaciones para poder unificar el sistema de comunicación entre las personas sordas y la administración. La moción pone como ejemplo que en Extremadura ya existe una aplicación móvil que permite consultar información sanitaria y es accesible para personas sordas y ciegas. Esta aplicación permite la comunicación con el sistema sanitario de cualquier paciente en tiempo real y facilita a colectivos de discapacitados visuales y auditivos el acceso a información sanitaria mediante el uso de vídeos subtitulados, narrados y en lengua de signos.

Subir