elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Ayuntamiento pide que se paralice la campaña de acoso hacia las instituciones en el conflicto de Lafarge

El Ayuntamiento pide que se paralice la campaña de acoso hacia las instituciones en el conflicto de Lafarge - (foto 1)

    El Ayuntamiento de Sagunto en relación a las manifestaciones y declaraciones hechas, así como a algunas actitudes, sobre el proceso relacionado con la explotación de la cantera Salt del Llop por parte de Lafarge y las alternativas que se están negociando ha afirmado que no se consentirán más faltas de respeto hacia las instituciones tanto municipales como autonómicas advirtiendo que incluso pueden abandonar las negociaciones si no se avanza en un acuerdo global.

    Igualmente expresa su preocupación por el retraso en el avance de las negociaciones para plasmar lo acordado. La Consejería de Industria ha desconvocado la reunión para aclarar los términos del acuerdo de protección de Margas y Romeu y el traslado al Pinyal.

    Según ha explicado la concejala delegada de Presidencia, Teresa García, a primera hora de hoy día 19, el ayuntamiento todavía no había recibido confirmación expresa de la reunión preconvocada el pasado día 17 de diciembre, cuando se llegó al preacuerdo para la protección simultánea de Margas-Romeu y el traslado de la actividad extractiva al Pinyal.

    El Ayuntamiento de Sagunto expresó ayer su preocupación a las diferentes consejerías afectadas y ha sido esta mañana cuando se ha recibido respuesta por parte de la Dirección general de Industria de que la reunión no tendría lugar por imposibilidad de la empresa y los técnicos de esa dirección general.

    El Ayuntamiento de Sagunto ve con extrema preocupación la forma con la que está llevándose a cabo este proceso, "no es serio no saber que no había reunión horas antes y sin confirmación previa, somos una administración pública que está defendiendo el derecho de aquello que tiene la obligación de administrar. Justamente en el momento en el que hay que concretar la simultaneidad y asegurar la protección de Margas y Romeu para propiciar una solución satisfactoria para todas las partes, que asegure los puestos de trabajo", asegura Teresa García.

    Así mismo y en lo que se refiere a la negociación política, desde el Ayuntamiento se advierte que la falta de respeto a las instituciones que está llevándose a cabo mediáticamente, no ayuda a la resolución de los problemas, al contrario los agudiza: "Durante este proceso se ha insultado al alcalde, a varios concejales y concejalas de una ciudad en varias ocasiones, e igualmente ahora se amenaza a un Consell de la Generalitat, cosa que es del todo intolerable cuando tanto Ayuntamiento como Consell, con las diversas consejerías implicadas, están trabajando para encontrar una solución que concilie todos los intereses. Una solución que debe de ir más deprisa, efectivamente, y que además debe de recoger una conciliación que es absolutamente necesaria para evitar la judicialización. Estamos trabajando para garantizar el derecho al trabajo, a la vivienda y al medio ambiente y tenemos que hacerlo con diligencia, pero en un clima favorable, no hostil".

    "Entendemos y compartimos la angustia por el agotamiento de los plazos, exigimos que se cumpla aquello que se ha acordado lo más rápidamente posible y que se resuelvan las dudas de legalidad que hemos planteado, instamos a todas las consejerías implicadas y a la propia empresa a la mayor celeridad posible para cerrar esta situación, pero hay que añadir que la amenaza y la presión continúas nos llevan como único destino a la ruptura, así que en estos momentos hay que extremar la prudencia y propiciar el diálogo", afirma García.

    "La solución que finalmente se encuentre tiene que ser necesariamente política y tiene que conciliar todos los intereses, la presión debe de dirigirse hacia la consecución de todos los objetivos. Este ayuntamiento no será cómplice de una solución parcial y no dudaremos en abandonar unas negociaciones que dejen de lado a cualquiera de los colectivos en conflicto", ha finalizado la delegada de Presidencia.

    Subir