8 de diciembre de 2019 8/12/19

Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura

Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura - (foto 2)
    Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura - (foto 3)
    Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura - (foto 4)
    Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura - (foto 5)

    La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Rocafort inaugura mañana jueves, a las 19.30 horas en la Casa de Cultura, la exposición 'Fet a Rocafort', del pintor y artista plástico Doro Balaguer, fallecido a comienzos del año pasado.

    El pleno municipal reconoció entonces a Balaguer como hijo adoptivo a título póstumo por su importante compromiso social progresista, que dejó también un reconocido legado artístico como miembro del Grup Parpalló -pioneros de la modernidad en la Valencia de posguerra- junto a Andreu Alfaro o Manuel Gil, entre otros; y, más tarde, ya retirado en su casa de Rocafort, creando las piezas que ahora se exponen en la Casa de Cultura.

    De esta forma, el pueblo homenajea a este vecino ilustre reuniendo en una muestra una veintena de cuadros que prueban el talento de Balaguer entre la abstracción y lo imaginado. Unas obras que el autor creó en su taller en el centro del pueblo, de ahí el título de 'Fet a Rocafort', que se podrán visitar hasta el 9 de diciembre. "Es un referente artístico y vital, un pintor innovador y un gran defensor de las libertades y la justicia social. Le debíamos un reconocimiento", apunta la concejal de Cultura, Julia Cañizares.

    En la inauguración participarán su familia y amigos, que repasarán la trayectoria del artista en un acto que se prevé emotivo por el vínculo que el autor mantuvo con el pueblo y con sus allegados. Balaguer, nacido en València en 1931, escogió Rocafort como lugar de retiro tras una intensa carrera política. El Ayuntamiento decidió declararlo hijo adoptivo por su destacada labor cívica, tanto como creador artístico como en la vertiente ciudadana y política, desde su compromiso antifranquista como represaliado, siempre constructivo para las libertades democráticas desde la izquierda y el valencianismo.

    ocultar
    Rocafort recuerda a su hijo adoptivo Doro Balaguer con una exposición de su pintura
    Subir