27 de febrero de 2021 27/2/21

Xavi Arnal: “La deuda de los ayuntamientos del Camp de Túria aumenta un 62% en sólo dos años”

    El total de la deuda municipal de los 16 Ayuntamientos del Camp de Túria aumentó un 62% a lo largo de los dos últimos años “por culpa de una deficiente financiación por parte de la Generalitat y del Gobierno de Rajoy desde que accedió al ejecutivo en 2011”. En cifras globales, los consistorios del Camp de Túria incrementaron sus respectivas deudas en un 62% al pasar de los 45'8 millones de euros del año 2011 a los 74.234 millones de euros del ejercicio de 2012.

    El incremento mayor “se produjo, precisamente, durante el primer año de gestión del Gobierno de Rajoy fruto de la aplicación de políticas insuficientes en la financiación de las administraciones locales”. “No en vano, del año 2010 al 2011 se produjo una reducción del 1'7% al pasar de los 46'6 millones a 45'8 millones. Sin embargo, esta reducción se quebró tras el acceso al poder de Rajoy al aumentar en el citado 62%”.

    El secretario comarcal del PSPV, Xavi Arnal, ha calificado de "preocupante" el lastre que supone para los consistorios del Camp de Túria la falta de una política clara y decidida por parte del ejecutivo de Rajoy "de apostar por las haciendas locales ya que son las que están más cerca de los ciudadanos y deben velar por el bienestar y desarrollo de sus vecinos en un momento en el que los ingresos ordinarios han disminuido de forma alarmante".

    Arnal ha culpabilizado, además, a la Generalitat Valenciana de dar la puntilla a los ayuntamientos "al no pagar desde hace años el coste de los numerosos servicios que debe asumir la administración local pese a ser competencia autonómica ya que se han gastado el dinero en fastuosos eventos que no han supuesto ningún tipo de beneficio para los valencianos, al margen de esquilmar las arcas con los numerosos casos de corrupción sucedidos en los últimos años".

    El PSPV subraya que entre los Ayuntamientos del Camp de Túria destacan los casos de la Pobla de Vallbona que pasó de 9'8 a 12'2 millones de euros entre 2011 y 2012 -un 24'8% más-, Llíria cuyo incremento fue del 12¡7% al pasar de 9 a 10'1 millones o Riba-roja con una subida del 100% al pasar de 2'9 a 5'8 millones de euros.

    Otros casos preocupantes son los de Benaguasil con una subida de 4'3 a 5'3 millones de euros, un 22% de incremento; Bétera con otro 149% de aumento al pasar de 2'5 a 6'2 millones o San Antonio de Benagéber con otro 175% por culpa de pasar de 2'2 a 5'9 millones de euros. En otro apartado destacan los ejemplos de Loriguilla que pasa de 1 a 4'4 millones de euros, un 328%más, o Vilamarxant que pasa de una deuda de 854.000 euros a 2'5 millones, con un incremento del 187%.

    Arnal recuerda que estos ayuntamientos "gobernados por el Partido Popular desde hace años son el fiel reflejo de la gestión que lleva a cabo la derecha allá donde gestiona los recursos y debería servir de reflexión para que la Generalitat y el Gobierno de Rajoy mejore la financiación de las administraciones con una adaptación a los servicios que deben asumir desde hace años".

    Subir