30 de noviembre de 2020 30/11/20

Los socialistas de Montaverner acusan a Amparo Roses de prevaricación

  • Por cobro ilegal en el recibo de tratamiento de residuos

  • La modificación de la tasa se publicó en diciembre de 2013 y el Ayuntamiento ha pasado un recibo en el que incluye el pago retroactivo de todo el año

Los socialistas de Montaverner han acusado a la alcaldesa del municipio, Amparo Roses (PP) de un presunto delito de prevaricación por el cobro ilegal de una cantidad a los vecinos del municipio en concepto de tratamiento de residuos en el año 2013. Desde el PSPV-PSOE han explicado que ya dirigieron un escrito a la alcaldesa después de que ésta repartiese una nota informativa por el municipio anunciando que iba a cobrar a todos los vecinos un recibo de 35 euros por este concepto.

En el escrito de los socialistas “ya le dejamos claro que su pretensión era ilegal, puesto que la modificación de la Tasa de Residuos fue publicada en diciembre de 2013, la ley dice que las ordenanzas fiscales solo entran en vigor desde el momento de su publicación en el BOP, y en ningún caso se puede cobrar un recibo de estas características con carácter retroactivo”. En el escrito, los socialistas ya advirtieron a Roses de las responsabilidades que se podrían derivar del hecho de pasar este recibo a los vecinos, “ya que con ello está ejecutando a sabiendas un acto ilegal que perjudica a todos los vecinos”.

Ante ello, el grupo municipal socialista ha anunciado que preparara recursos de reposición “ante unos hechos que solo pueden ser calificados de atropello” y exigirá a la Secretaria del Ayuntamiento que les haga entrega de los informes pertinentes emitidos por su departamento que autorizan al ayuntamiento al cobro de un recibo con carácter retroactivo a pesa de no tener la ordenanza aprobada.

Los socialistas han anunciado que ejecutara “cuantas acciones sean necesarias para que Amparo Roses devuelva el dinero ilegal cobrado a los vecinos, porque en estos momentos de crisis hasta 35 Euros son importantes para llegar a fin de mes. Esto es un atropello y una muestra del desprecio del gobierno del PP a los ciudadanos, por considerarlos sujetos pasivo de su corralito particular en la que no tienen ni voz ni derecho a participar”.

Subir