5 de diciembre de 2020 5/12/20

Infraestructuras autoriza el “ramal de gasoducto Villalonga” y la gasificación del municipio

  • La gasificación del municipio será posible gracias al gasoducto Villalonga-Gandia-Oliva

  • La Generalitat está impulsando las gasificación de los municipios porque el gas natural constituye el combustible fósil más limpio

La conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la dirección general de Energía, ha autorizado la construcción de las instalaciones correspondientes al “ramal de gasoducto Villalonga”, así como la gasificación del municipio de Villalonga.

La gasificación del municipio supondrá una inversión de 228.000 euros y será realizada por la empresa Gas Natural. La red básica partirá de una estación de regulación y medida y recorrerá la Avenida Antic Regne de Valencia, se desdoblará en el cruce con la carretera de Gandia por donde continuará hasta las calles Pujada Fielato y Barranco de la Moneda donde finaliza.

Esta red básica tendrá una extensión de 2.247 metros. Como continuación de esta red básica parten varias extensiones de la misma que discurrirán por las diferentes zonas del municipio, con una extensión total de 2.884 metros

Por lo que respecta al ramal de gasoducto, tiene su origen en el gasoducto Montesa- Denia y la totalidad de la traza, de 1.261 metros de longitud, discurre en paralelo a dicho gasoducto para finalizar en el gasoducto Villalonga- Gandia- Oliva. La ejecución de dicho ramal correrá a cargo de la empresa Gas Natural supondrá una inversión de 250.674 euros.

Ambos proyectos, el ramal Villalonga y el proyecto de gasificación, son imprescindibles para llevar el gas. No obstante, hay que recordar que la gasificación de Villalonga es posible gracias al gasoducto Villalonga- Gandia-Oliva, impulsado por la Generalitat a través de la conselleria de Infraestructuras. Gracias a esta infraestructura gasista un total de 35 municipios y 140.000 habitantes podrán tener acceso al gas natural”.

El gasoducto Villalonga-Gandia-Oliva, de 39,7 kilómetros de longitud, se inicia en Castelló de Rugat y termina, en esta primera fase, en Gandia, Oliva y Villalonga, posibilitando el suministro a todos los municipios que se encuentran a su paso: Rugat, Aielo de Rugat, Montixelvo, Terrateig, Castellonet, Barx, Lloc Nou de Sant Jeroni, Almiserà, Ròtova, Beniflá, Alfahuir, Ador, Palma de Gandia, Potries, Almoines, Rafelcofer, Beniarjò, Alqueria de la Contessa, Real de Gandia, Benirredrà, La Font d’en Carros, Villalonga, Bellreguart, Palmera, Gandia, Oliva, Miramar, Daimús, Guardamar de la Safor y Piles.

En total, la inversión para esta infraestructura asciende a 7,9 millones de euros, de los que la conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la dirección general de Energía aporta el 25% y el resto es sufragado por la empresa Gas Natural. Asimismo, cabe destacar que se prevé que esté terminado a finales de eta año.

Subir