26 de febrero de 2020 26/2/20

Detenidas cinco personas como presuntas autoras de un delito de receptación

  • Un ciudadano de origen italiano tras tener un siniestro con su coche de la marca Audi, alquiló uno exactamente igual para desguazarlo en piezas y reparar el suyo y tras ello denunciar la sustracción del alquilado

Agentes de la Policía Nacional del Grupo II de la UCRIF de Valencia han detenido en la tarde de ayer en Villamarchante a cinco hombres de entre 25 y 50 años, de origen español, como presuntos autores de un delito de receptación.

La investigación se inició el lunes, cuando los policías tuvieron conocimiento que en un chalet de Villamarchante estaban desguazando un coche alquilado en piezas para reparar otro con el que el propietario había tenido un accidente.

Durante las investigaciones, los agentes conocieron que un hombre de origen italiano, había tenido un accidente con su coche de la marca Audi y tras ello había alquilado uno exactamente igual, para desguazarlo y reparar el de su propiedad. Tras ello realizó una denuncia de la sustracción del coche alquilado.

Ante tales hechos, los policías establecieron dispositivos de vigilancia y averiguaron que en un chalet de Villamarchante estaba el coche alquilado y lo estaban desmontando en piezas, quedándose con las que les servían y destruyendo las que no.

Seguidamente, los agentes conocieron de la existencia de un taller clandestino, donde estaba el coche siniestrado y lo estaban arreglando con las piezas del coche alquilado, para posteriormente trasladarlo a otro taller dedicado a la chapa y pintura en donde lo pintaron.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de los presuntos autores y realizaron un registro domiciliario donde localizaron en el interior de un garaje piezas tales como el motor, portón trasero, asientos, salpicaderos o puertas, al parecer pertenecientes al coche alquilado.

Se continúa con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Los detenidos, con antecedentes policiales, dos de ellos han pasado a disposición judicial y los otros tres, han sido puestos en libertad tras ser oídos en declaración, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Subir