23 de septiembre de 2020 23/9/20

Barberá participa en el I Congreso Nacional sobre la Cerámica Nolla

    La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha participado esta mañana en la inauguración del I Congreso Nacional sobre la Cerámica Nolla, un encuentro especializado dedicado a la actividad industrial que puso en marcha hace más de un siglo y medio el tatarabuelo de la primera edila en la localidad de Meliana.

    “Deseo expresar mi agradecimiento a los impulsores de este I Congreso Nacional sobre una cerámica singular y única unida a esta población que, como afirma el catedrático Francisco Cardells, ‘se hizo universal y es reconocida en todo el mundo gracias a la difusión y el prestigio alcanzado por ese pavimento cuya fabricación llegó a dar trabajo a 500 vecinos de Meliana y algunos otros pueblos de la comarca”. La alcaldesa Rita Barberá ha manifestado hoy así su “emoción y orgullo” por tomar parte en este encuentro especializado que reúne a numerosos expertos de distintas partes de España que, hasta el próximo sábado, debatirán y analizarán la repercusión económica, industrial y artística de los mosaicos y baldosines salidos de los talleres Nolla.

    La apertura del congreso ha contado con la participación del alcalde de Meliana Pedro Cuesta; el director del Museo Nacional de Cerámica, Jaime Coll; el presidente del Centro de Investigación y Difusión de la Cerámica Nolla, y organizador del encuentro, Xavier Laumain, y de la directora de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Cerámica, Carmen Rodrigo.

    El alcalde de Meliana, Pedro Cuesta, ha definido la cerámica Nolla como un “estandarte de la cerámica valenciana”, mientras que el director del Museo Nacional de Cerámica, Jaime Coll, ha asegurado que este I Congreso permite “reparar el olvido histórico sobre la importancia del mosaico Nolla, una iniciativa industrial pionera en España”. En parecidos términos se ha manifestado el presidente del Centro de Investigación y Difusión de la Cerámica Nolla, Xavier Laumain, quien ha lamentado que el mosaico Nolla sea “pese a su relevancia patrimonial, un gran desconocido”.

    Por ello, a lo largo del año en curso 2015 se llevan a cabo numerosas actividades divulgativas y conmemorativas, al cumplirse el 150 aniversario de la concesión por Isabel II de la Real Cédula por la que se concedía privilegio de invención “para fabricar baldosines de arcilla pulverizada y otras materias de varias formas y colores y con incrustaciones”. Las primeras piezas salieron de los talleres el 11 de marzo del año 1865. El Congreso inaugurado hoy forma parte del programa de actividades, junto a otras propuestas como publicaciones, talleres y conferencias, entre otros.

    La alcaldesa Rita Barberá ha definido este congreso como “una reivindicación de la figura de Miguel Nolla Bruixet, un emprendedor de hace 150 años que supo crear riqueza y empleo, que hoy, siglo y medio después, convierte a Meliana en escenario de debate sobre distintos y muy relevantes aspectos relacionados con la obra que legó, y que incluyen el impacto social de la empresa Nolla en esta población y su comarca, así como la influencia que aquella fábrica tuvo en el entramado industrial valenciano del siglo XIX y en la industrialización de Valencia”.

    Expansión por el mundo: Buenos Aires, París, Moscú…

    De hecho, las piezas salidas de la manufactura pueden ser admiradas hoy en escenarios bien diversos de distintas partes del mundo, como por ejemplo la “Casa Batlló” de Barcelona, la Catedral de Buenos Aires, el Metro de París, numerosos palacios y casas de la zona del Ensanche de Valencia, así como el Palacio de la Exposición de nuestra ciudad, y el propio Ayuntamiento. Rita Barberá ha compartido sus recuerdos familiares al evocar la “voluntad empresarial valenciana por abrir fronteras” encarnada en la figura de su bisabuelo, cuyas teselas llegaron incluso, a decir del hijo del fundador -el abuelo de Barberá- hasta el Kremlim, en Moscú.

    “Me siento orgullosa de aquella proyección mundial indisolublemente unida a este hermosa localidad de nuestra huerta, a la que vinieron representantes de familias imperiales como los Hohenzollern o los Romanov; como el general Prim, e incluso el rey Amadeo de Saboya y el rey Alfonso XII”. De hecho, Miguel Nolla fue galardonado en su día con la Corona con la “Cruz Laureada de Isabel la Católica”.

    Barberá ha concluido su intervención expresando su “honor por participar en un nuevo homenaje a Miguel Nolla, uno de los grandes empresarios de l’Horta Nord, de Valencia y de España de finales del siglo XIX y principios del XX”. Asimismo, ha agradecido la labor de los expertos que participan en el congreso, como Jaume Coll, José Luis Porcar, Xavier Laumain, Ángela López, Enric Ruiz, Trinidad Pasies, Francisco Cardells, Ana María Reig o Hans van Lemmen, “que han dedicado su tiempo y su esfuerzo a estudiar esa cerámica con nombre propio y a un empresario pionero que se adelantó a su tiempo y que contribuyó a la prosperidad de toda una comarca; así como a quienes continuaron su tarea industrial hasta hace menos de medio siglo”.

    Subir