1 de octubre de 2020 1/10/20

La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona

La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona - (foto 2)
    La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona - (foto 3)
    La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona - (foto 4)
    La Alcaldesa de la Pobla de Farnals gana un juicio por injurias vertidas hacia su persona - (foto 5)
    El pasado 2 de junio de 2010, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3 de Massamagrell, emitió la sentencia vinculada a la denuncia que Natividad García interpuso a Emilia Pérez, propietaria del restaurante “El Turco” en la playa de la Pobla de Farnals, por una serie de injurias hacia la Alcaldesa.

    La sentencia se presenta clara en cuanto a los hechos acontecidos, asegurando que el día 12 de diciembre de 2009, la denunciada Emilia Pérez, efectuó una llamada a la Policía Local de la Pobla, afectada por un “gran estado de nerviosismo”, y exigiendo hablar con la Alcaldesa para hacerle llegar su descontento por un tema del alcantarillado.

    El agente de policía que atendió a la señora Emilia, asegura que en el momento en el que le explicó que debía pedir audiencia con la misma, comenzó a proferir una serie de expresiones tales como “estoy hasta los huevos de esa puta minifaldera, que lo único que sabe es llevar minifalda y no se ocupa de los problemas que sufren los comercios; voy a llamar a la prensa y voy a montar un espectáculo que se va a enterar esa guarra; voy a conseguir que la tiren del Ayuntamiento porque lo único que sabe es llevar minifalda”. Continúa diciendo, “ya que no queréis que hable con la puta esa, quiero que me deis su dirección, porque voy a ir personalmente a su casa y se va a enterar. Voy a hacer lo que tenga que hacer, y me da igual si me detenéis o si tengo que ir a la cárcel, pero una hija de puta minifaldera no me va a hundir el negocio”.

    En el juicio, fueron tomadas las declaraciones de los dos policías que se encontraban en las instalaciones y que fueron los que atendieron la llamada de Emilia Pérez; la señora Alcaldesa, la cual asegura que esta conducta se ha repetido con anterioridad en múltiples ocasiones y que finalmente ha tenido que tomar medidas legales. La propietaria del restaurante, la cual asegura que no hizo esas declaraciones, que simplemente llamó pero no propició los insultos y que tiene un testigo que puede secundar su versión; y el señor y periodista Antonio Sorzano Escavi, que según declaraciones de la dueña del Turco, y la afirmación del mismo, fue avisado por Emilia Pérez para que evidenciara el estado del alcantarillado y pudiera difundirlo mediante los medios, asimismo, el testigo asegura que se encontraba con la acusada en el momento de la llamada y que la señora Emilia no propició en ningún momento esos insultos.

    Tras todas las declaraciones el juzgado de Massamagrell ha sentenciado que; tras las declaraciones de los Policías que son precisamente ante los que se vertieron las expresiones “…han contado sin fisura los hechos, de forma análoga a como aparecen expuestos en los hechos probados de la presente resolución, y de forma coincidente a cómo ya se expusieron en el atestado, no existiendo por otro lado indicios o motivo alguno que pudiera indicar la falsedad de sus afirmaciones como llega a afirmar el Letrado de la denuncia…” Asimismo, “… A mayor abundamiento, como muestra el enfado de Emilia Pérez, ésta llega a llamar a un periodista, Antonio Sorzano, quien también ha depuesto como testigo, para que presencie en primera persona sus problemas con el alcantarillado en su restaurante y éste pueda publicar o al menos hacerse eco, todo ello con clara intención de que su problema cobre trascendencia.” Esta circunstancia, avala la tesis expuesta en el atestado pues la denunciada manifestó que quería montar un espectáculo para que se enterara todo el mundo. La sentencia sigue asegurando que por esta misma razón, el testigo de la denunciada Antonio Sorzano, llegó con posterioridad a la llamada de teléfono y que por tanto no pudo presenciar la conversación como los dos aseguran.

    Para finalizar, el fallo de la sentencia condena a Emilia Pérez como autora responsable de falta de injurias que “supone un ataque al honor del sujeto considerado éste como un derecho fundamental de la persona…” “… queda patente un definido ánimo de agraviar o desprestigiar la imagen y figura de la Alcaldesa de la localidad”, y por tanto la condena a la pena de multa de 20 días a razón de 12 euros por día lo que hace un total de 240 euros, asimismo estará obligada a pagar las costas del proceso.

    Desde el Ayuntamiento, Natividad García se ha mostrado contenta por la sentencia, y aunque asegura que desde el Equipo de Gobierno, como demostró su último comunicado público, no se quiere hacer eco de todas estas injurias y calumnias por parte de varias personas, pero también es cierto que no puede hacer oídos sordos a injurias constantes.

    Subir