7 de marzo de 2021 7/3/21

Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes

Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes - (foto 1)
  • Comienza 2021 y el primer domingo, 3 de enero, un mínimo de 80 vecinos pasarán a donar sangre por el Espai Social La Barraca

  • Es una cita que todos tienen anotada en su calendario, con una periodicidad trimestral cada uno, todos ellos entre 18 y 65 años, bien desayunados, conscientes de que las medidas de seguridad son excelentes pese a la pandemia

MÁS FOTOS
Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes - (foto 2)
Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes - (foto 3)
Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes - (foto 4)
Durante la pandemia, Puçol continúa entre las poblaciones valencianas con más donantes - (foto 5)

Como cada mes, Jaume Sanchis es el encargado de contactar con distintos medios de comunicación y asegurarse de que haya un recordatorio en redes sociales. Quizá pueda parecer una aportación pequeña, pero es imprescindible para recordar a los vecinos que el primer domingo de mes, por la mañana, hay donación de sangre en Puçol.

Luego llega el turno de «las tres mosqueteras», las directivas de la Asociación de Donantes de Sangre que han conseguido que Puçol se mantenga entre las cuatro únicas poblaciones valencianas asociadas al Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, junto a Valencia, Alicante y Onteniente.

Toñi Tamarit, es la presidenta desde que heredó el testigo de sus padres, que se jubilaron tras 25 años al frente de la asociación local. Como enfermera de profesión y donante desde que cumplió los 18 años, sabe la importancia del trabajo cotidiano porque la sangre siempre hace falta: «Mis padres estuvieron 25 años a cargo, y vivieron épocas en las que Puçol era líder de donaciones de toda la comunidad».

Junto a ella, dos grandes amigas, Loli Bayarri y Pilar Barchín, siempre juntas, siempre dispuestas a recibir a los nuevos donantes («en torno a cinco cada mes», asegura Loli), a llevar bebida o cualquier cosa que necesiten durante la extracción y a despedir a los que acaban su cita, con un detalle «que no es un pago, sino un pequeño agradecimiento porque su sangre no tiene precio», añade Pilar.

Aunque en realidad no es un detalle, sino dos: uno que envía la Generalitat Valenciana y otro que aporta la asociación local.

Desde que comenzó la pandemia las extracciones se trasladaron al Espai Social La Barraca, para evitar saturar un Centro de Salud, ya de por sí cargado. Pese a las dudas iniciales, los vecinos han seguido acudiendo, conscientes de que su donación trimestral hace falta y tranquilos porque las medidas de seguridad son impecables: «se desinfecta el día de antes el local y también al finalizar, además contamos con un equipo muy amplio, normalmente dos médicos y doce enfermeras», apunta Toñi.

El resultado: Puçol se mantiene entre los 80 y 90 donantes el primer domingo de cada mes, incluso en 2020. Y el número podría crecer en 2021 porque se ha convertido en algo habitual que se acerquen a La Barraca vecinos de las poblaciones de alrededor «que vienen a Puçol porque aquí las hacemos en domingo y suelen ser personas que, entre semana, cuando se hace en su pueblo, no pueden acudir por motivos de trabajo», añade Pilar. Son donantes de Sagunto, El Puig, Massamagrell… y siempre son bienvenidos.

El 3 de enero, como cada mes, las tres mosqueteras —Toñi, Loli y Pilar— vuelven a recibir a los vecinos, a informarles, a tranquilizarles y, en alguna ocasión, como la donación de diciembre, a explicarles por qué había habido un retraso en la hora de apertura. Hay que ser serias y dar la cara siempre.

Ellas, juntas, siempre con una sonrisa, están para ayudar en lo que haga falta y lo que hace falta es que la donación de sangre siga creciendo. Puçol está entre los cuatro puntales de la Comunidad Valenciana, pero sigue haciendo falta sangre cada día.

¿Tienes entre 18 y 65 años? ¿Has desayunado bien? ¿Por qué no te acercas el primer domingo de mes a La Barraca? Echa un vistazo al ambiente, comenta con los otros vecinos de la cola, aquellos que ya son veteranos. Y si tienes dudas, habla con las tres mosqueteras… tu sangre salva vidas.

Subir